El Comité de Inversiones Estratégicas de Natixis cree que el mejor activo para la situación actual de los mercados es la renta variable. Sin embargo, no es el único que compondría una cartera ideal para la gestora francesa. 
Para la entidad es importante señalar que por delante hay todavía algunas incertidumbres y algunos retos que hacen más complicado posicionarse. Hablan de la posibilidad de la subida de tipos en Estados Unidos y de las incertidumbres sobre el crecimiento global.

En concreto, el economista jefe de la firma, Philippe Waechter apunta que “el impulso de la macroeconomía global continúa siendo frágil. Si bien la expansión de los países industrializados no es espectacular, la dinámica de las economías emergentes todavía está erosionándose. China, en efecto, ostenta aún el liderazgo que tuvo en un pasado reciente y esto debilita a las figuras emergentes que establecieron lazos con China.”

En este entorno consideran los miembros del Comité que la mejor opción es la bolsa. En concreto, el jefe de Inversiones de la entidad, Franck Nicolas, explica que “volvemos a una sobreponderación de la renta variable, con una tendencia a favor de la renta variable de la zona del euro y de Asia, excluyendo a Japón, en detrimento del mercado estadounidense”.

Por sectores en la firma están positivos en salud, materiales de construcción y telecomunicaciones (por los dividendos y la posibilidad de una posible consolidación en la industria).

En Natixis se muestran neutrales con respecto a la energía, el consumo discrecional, aunque favorecen el lujo. También son neutrales en consomo básico y finanzas.

Por otro lado, infraponderan bienes de capital (a excepción de la industria aeroespacial y defensa), mineras y utilitites.

Renta variable europea


En cuanto a renta fija, la entidad explica que la incertidumbre relacionada con la política de la FED está generando muy volatilidad en las rentabilidades. Por otro lado, consideran que la posible expansión del QE en Europa podría beneficiar a los bonos soberanos. Todo a expensas del efectivo.

De hecho, prefieren los bonos de los estados a los de las empresas, sobre todo europeas. Explican que “el mercado de crédito ha absorbido con dificultad las transacciones en los mercados y las condiciones de liquidez siguen siendo pobres”.

QUIZÁ LE INTERESE LEER: “Esta es la cartera perfecta para la situación actual, según Renta 4”