Los resultados del cuarto trimestre esperemos sean positivos ya que hasta ahora han sido el catalizador de la renta variable trimestre tras trimestre y el mercado mantiene puestas sus esperanzas en la publicación de unos resultados fuertes.
Continúa el goteo de pérdidas de días anteriores que nos hace estar en terreno negativo. Todos los índices bajan aunque no de manera muy significativa a la ausencia de referencias económicas tanto en el lado macro como en el empresarial.