Hoy sorprende el comportamiento del sector de las televisiones. La caída de Antena 3 está justificada por los datos de audiencia, pero no la de Sogecable o Telecinco. Es un sector que tiene buenos fundamentales y en momentos de bajadas en el mercado deberían de comportarse como valores defensivos.
El presidente iraní tiene previsto seguir el programa nuclear y el mercado está dando por hecho una subida en los precios del crudo. Las explosiones de Bombay se van a descontar más en los índices americanos, y de hacer algún efecto sería en este mercado.