Es más una consecuencia que llevamos dos años de mercados alcistas de bolsa –dejando de lado a España- con lo que pensar que después de dos años “los gestores de global no estarán positivos con la bolsa es arriesgado”. Es una opinión con la que coincidimos pues creemos que 2011 será un año positivo para la bolsa “y estaríamos dentro del consenso de los gestores”.

Es difícil porque lo que cuesta es encontrar gestores que en una situación actual tengan que comprar deuda pública periférica pero “es cierto que hay fondos que son capaces de hacer esto. Fondos como el Gesmadrid Duración Activa, que tiene un posicionamiento largo de bonos españoles y vendido de bonos alemanes. Si se reduce el diferencial del riesgo de crédito de España contra Alemania, el fondo ganará dinero. si además estamos en un escenario de crecimiento de tipos a largo plazo, el fondo generará dinero. Y un escenario negativo para este producto sería que la deuda española siguiera expandiendo su riesgo de crédito “cosa que nos parece que, aunque a corto plazo habrá ruido, no tendremos un problema de rescate de la deuda española”.

El gran problema a la hora de hablar de emergentes (China concretamente) es entender el riesgo de entrar en los países satélites o en china. Estos países son exportadores netos, de energía, de bienes netos…países como Indonesia o Tailandia “que en 2010 han revalorizado sus bolsas entre un 40-60%”. El problema con que nos encontramos es ver si en 2011 seguiremos viendo estos incrementos, cuando la economía china ha estado frenada. Fernández reconoce que “nos cuesta creerlo y más que mirar hacia esos países tendremos que mirar hacia la propia China”.

Para tener diversirficación, y para los inversores más activos, la región de mercados fronteras sería una buena opción. A nivel de fondos “todos lo que invierten en África invierten todo su patrimonio en sudáfrica porque tiene muchas commodities y es el más desarrollado”. Hay fondos que invirtiendo en la región mantiene diversificación en todo el continente, JP Morgan Africa es un ejemplo que nos da diversificacion y capacidad de crecimiento teniendo en cuenta “que es un mercado muy estrecho, ilíquido y que podemos tardar en recuperar la inversión hasta una semana.

Hedge Funds es el acrónimo de un producto no regulado y que hay que mirar con lupa porque no tenemos el escudo del regulador pero “dentro del universo de estos productos los hay apalancados y productos extremadamente conservadores. ES un mercado tan amplio que hablar de si son aptos para un inversor u otro., no”. El experto de Inversis reconoce que son instrumentos que requieren recursos y conocimientos importantes “y fiscalmente no son óptimos por ejemplo para un residente en España y suelen ser más válidos para grandes patrimonios”. El hecho de que estén en máximos tiene sentido porque una buena parte de la industria hedge lo que ha hecho muy bien “y la alternativa para una buena parte de estos fodnos- renta fija- seguramente no vaya a servir para los próximos años”.