El Ibex-35 terminó la sesión con un repunte del 1,01% hasta 13.537,90 puntos. Una jornada en la que, según Mariano Sancho, director de mercados de Riva y García, se esperaba “recogida de beneficios después del mal cierre de Wall Street de ayer y el de la bolsa china esta madrugada”. El experto apunta a que ha sido el dato de PIB conocido al otro lado del Atlántico –creció un 0,6% en el cuarto trimestre- lo que ha dado alas al selectivo del continuo español “junto a los datos de consumo personal, que han subido ligeramente y, a las peticiones de subsidio por desempleo que han sido mejores de lo esperado reduciéndose ligeramente”, indica. Circunstancias que han hecho que el Ibex termine la sesión por encima de los 13.500 puntos, según el experto que añade que “en algún momento el índice ha intentado superar la cota de los 13.600, que es ahora donde estaría la resistencia en el corto plazo”, subraya. Sancho señala que “a pocos días de cerrar el trimestre, el panorama ha mejorado sensiblemente con una subida superior al 10% desde los mínimos de la fatídica semana de enero en que se tocaron los mínimos del año”. Cree que el panorama se ha despejado y que “el propio mercado está apostando más que por una recesión, por una ralentización en EE.UU en el corto plazo”.
El banco Santander, protagonista El Santander anunciaba en esta sesión la venta de una participación que tenía en Interbanca a General Eléctric y, al mismo tiempo, la compra a GE de varias de sus unidades de negocio en Alemania, Finlandia y Austria, así como sus unidades de tarjetas y financiación de coches en Reino Unido. A juicio del director de mercados de Riva y García “don Emilio Botín ha vuelto a sorprender con otra de esas operaciones fantásticas y, con este intercambio, el posicionamiento del Santander en el Reino Unido se afianza” recalca. Algo que el mercado ha premiado con una subida cercana al 1,7% lo que, además ha empujado al alza al selectivo Ibex-35. Recomendaciones y apuestas Mariano Sancho, director de mercados de Riva y García recomienda a los inversores prudencia y cautela. Cree que son momentos en los que hay que tener la cabeza fría. El experto estaría invertido en blue chips como Telefónica o Santander y, dentro del sector bancario, entidades medianas como el Popular. También se fijaría en valores relacionados con la energía como renovables o Repsol o Iberdrola “por los movimientos corporativos que se podrían producir”, señala. El experto cree que, ahora mismo “es difícil pensar que vayamos a terminar el 2008 en positivo el año, cuando llevamos una caída cercana al 10% en el año”. No obstante, considera que el mercado “sí irá recuperando posiciones poco a poco recuperando posiciones y con buena letra”, señala.