Los resultados de la banca están recogiendo las provisiones que han hecho durante 2012, más de 10.000 millones que hizo Caixabank, los 1500 millones de BBVA sólo en el cuarto trimestre “es mejor ponerse uno de rojo que ciento de amarillo", reconoce Jesús Sánchez Quiñones, director general de Renta 4.
Es positivo que se hagan estas provisiones porque supone que la banca española está más ajustada en valoración y ha hecho más ajustes en sus balances que gran parte de la banca europea”, reconoce este experto en Radio Intereconomia.

Con el levantamiento de los cortos, es posible que después del buen comportamiento “que ha tenido la banca española, aumenten las posiciones cortas y es difícil que la banca vaya a revalorizarse más de los niveles actuales”, reconoce este experto.

Un comportamiento que no vendrá porque piensen que “las compañías españolas estén sobrevaloradas, sino porque al final se hacen comparaciones. Aumentará el volumen y eso afectará a compañías como BME”.