No se le ve al mercado con ganas de caer. Se están cotizando los resultados empresariales ylas cifras que arrojan las empresas europeas están siendo favorables tanto por el lado de los beneficios como por la parte de ventas.
 
Se revisan al alza los datos del trimestre. Igual hay alguna toma de beneficios pero los mercados tienen un fondo favorable.

Efectivamente en Estados Unidos hemos tenido unas declaraciones esta semana muy directa preparándole para una subida en el mes de marzo. Se ha pasado de una probabilidad del 40% al 80%. Esa tendencia de subida de tipos de la Fed se está interpretando por una normalización monetaria.

En el caso de los precios de la zona euro tenemos la inflación cercana en el 2%, pero si nos vamos a la inflación subyacente estamos por debajo del 1% y el BCE explica que no vislumbra presiones inflacionistas y de ahí a su política expansiva. Pero esto no genera volatilidad en los mercados.

Estamos viviendo esa dicotomía en los tipos de interés en las dos zonas geográficas. Eso favorece la tendencia de que el dólar avance posiciones frente al euro que es lo que vemos en los últimos meses.

En Europa lo que vemos es que las valoraciones están atractivas y cuando vemos las rentabilidades históricas frente a la renta fija vemos que hay valoraciones atractivas porque acompañan los beneficios empresariales. No vemos riesgo por valoración. El riesgo viene por factores geopolíticos.

Lo que vemos es un comportamiento del mercado que va oscilando. Vemos tirones fuertes de las cíclicas o luego de los defensivos. En conjunto vemos subidas en los mercados por las previsiones y las revisiones al alza. Mes a mes y en casos semana a semana vemos cuáles son los sectores que más lideran. Pero no hay un liderazgo claro que se esté detectando.

Declaraciones a Radio Intereconomía