La volatilidad marcó la jornada en el parqué español en una sesión en la que el Ibex finalmente cerró con un repunte de un 0,39% situándose en los 11.379,90 puntos. Leonardo Lara, gestor de fondos de Metagestión afirma que “ha afectado el cierre de Estados Unidos de ayer influenciado por la noticias negativas que siguen apareciendo en el sector hipotecario con Feddie Mac y Fannie Mae, que siguen arrastrando a los bancos de inversión”. Noticias a las que según el analista hay que sumar “las declaraciones de un ex-economista del FMI en las que anunció que un gran banco estadounidense podría quebrar en los próximos meses”. Por el contrario, la cara amable de la jornada fueron los datos de inventarios de crudo “que ha sido superior a lo esperado, terminando con el repunte del precio del crudo del un 2% de esta mañana que se ha dando la vuelta”. Unos buenos datos que conducen a los analistas de Metagestión a confiar en compañías petroleras o relacionadas con el sector y que incluyen dentro de sus recomendaciones.
El selectivo español cerró en positivo (+ 0,39%) en una jornada muy volátil en la que de nuevo el sector financiero fue el punto de lastre, pero no lo suficiente para pintar de rojo la totalidad del parqué, tal y como ocurrió ayer. Leonardo Lara, gestor de fondos de Metagestión asegura que “no ha cambiado el panorama relacionado con el sector y las noticias negativas pueden seguir apareciendo”. Aunque en su opinión “afecta a valores que no debería como el BBVA que se ha mostrado, como todo el mercado, muy volátil hoy llegando a estar por debajo del 10,90 euros”. Lara afirma que “no debería afectar a este valor los movimiento del sector hipotecario estadounidense teniendo en cuenta la alta rentabilidad por dividendo de este valor y la baja morosidad que tiene el banco”. Un comportamiento extraño que según el analista se podría deber “a la alta volatilidad y el bajo volumen de negocio, donde puede haber mucho movimiento intentando posicionarse corto”. El experto aconseja “en niveles como los que ha llegado hoy -de 10,81 euros- tomar posiciones de una manera, incluso, consistente”. Otros sectores muy perjudicados en la jornada de hoy fueron los relacionados con el ladrillo. Unos sectores –constructor e inmobiliario- en el que el analista, confiesa, sigue siendo cauto. Destaca la caída de Sacyr Vallehermoso (-2,24%) que considera “curiosa” porque la compañía posee “más de un 20% de Repsol que, por el contrario, hoy ha subido un 1,60%”. Achacaría el comportamiento de este sector, también, “a la alta volatilidad y el escaso volumen que se maneja ahora mismo en el mercado”. Sin abandonar el sector constructor, Ferrovial fue noticia después de que el regulador de competencia británico anunciara que BAA, su filial de gestión de aeropuertos, deberá vender tres de sus bases - dos de las tres ubicadas en Londres y una en Escocia - para cumplir con la legislación en Reino Unido. Los inversores reaccionaron a la noticia con ligeras pérdidas de un 0,06 % para los títulos de la compañía. Lara asegura que “estas noticias ya llevan bastante tiempo circulando por el mercado, por lo que, si se han tenido que descontar ya lo habrá hecho hace tiempo”. Por otro lado, Grifols fue de las compañías del Mercado Continuo que protagonizó la escalada más importante (+2,59%). El fabricante de hemoderivados recibió durante el día de hoy una mejora de su precio objetivo -de 20,75 a 21,25 euros- por parte JP Morgan, que además mantuvo su recomendación de sobreponderar el valor. Circunstancia que el analista relaciona directamente con la subida que protagonizó hoy el valor. Pese a todo, afirma que “nos parezca atractivo porque ha vivido una valoración excesiva, pese a que su modelo de negocio se basa en un nicho muy concreto que le ha sido muy beneficioso”. Recomendaciones Desde Metagestión lo tienen muy claro y recomiendan empresas petroleras “como Repsol –en España-, Eni, Galp y empresas derivadas como Tubacex y Técnicas Reunidas que creemos que pueden presentar una cuentas interesantes que pueden reflejar el recorte del precio del crudo de los últimos meses”. Además, Lara asegura que “la caída de euro le ha podido venir también bastante bien”. Datos que se sumarían “a las valoraciones atractivas y a la alta rentabilidad por dividendo que tienen ahora mismo las petroleras, siendo ambos fundamentos suficientes para pensar que les puede ir bastante bien”, concluye.