El número de particulares declarados en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) ascendió a 260 en los nueve primeros meses de 2008, más que en los tres años anteriores, según revela el Baremo Concursal de PWC a partir de los datos publicados en el Boletín Oficial del Estado. Las insolvencias entre personas físicas se empezaron a acelerar en el último trimestre del año pasado, lo que hizo que se cerrara 2007 con un total de 118 particulares en suspensión de pagos, una cifra que se ha más que duplicado desde que comenzó el ejercicio actual. Según el Baremo de PriceWaterhouseCoopers, el abultado número de concursos de acreedores de ciudadanos registrado entre enero y septiembre ha elevado hasta 517 el saldo total de insolvencias de particulares desde que entró en vigor la nueva Ley Concursal, en septiembre de 2004.
Esa cifra es superior incluso a las suspensiones de pagos entre inmobiliarias, que totalizan 352 con la nueva ley, tras el espectacular aumento de este año, debido a que están siendo las compañías más castigadas por la crisis. En concreto, el número de insolvencias de inmobiliarias se ha multiplicado por 5 al pasar de 39 entre enero y septiembre de 2007 a 193 en los nueve primeros meses de este año, en tanto que las constructoras que están inmersas en un concurso de acreedores se han multiplicado por tres, hasta 355. En conjunto, las constructoras e inmobiliarias insolventes se elevaron a 548 en los nueve primeros meses de 2008, casi cuatro veces más que las 153 registradas en el mismo período de 2007. Si se suman los concursos de acreedores del resto de sectores, en lo que va de 2008 se han declarado insolventes un total de 1.644 empresas y particulares, un 138% más que entre enero y septiembre del año pasado. "Estas cifras ponen de manifiesto que en el año 2008 se batirá un récord de actividad concursal", explica PriceWaterhouseCoopers, que espera cifras próximas a los 2.500 concursos para todo el ejercicio, frente a la media de 1.000 concursos en ejercicios anteriores. Por tipo de procedimiento, desde septiembre de 2004, el 89% de las entidades en concurso han sido declaradas en concurso voluntario y el 11º% en concurso necesario, lo que equivale a un total de 479 procedimientos instados por acreedores. En lo referente a la distribución de concursos por zonas geográficas, el mediterráneo (Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Murcia) abarca el 44% de todos los procedimientos, siendo la zona española más rica en actividad concursal, con 1.990 concursos declarados desde que la Ley Concursal entró en vigor. Le sigue la zona norte (Aragón, País Vasco, Navarra, La Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia) con un 24% de los procedimientos, en tanto que la zona centro (Madrid, Castilla León, Castilla La Mancha y Extremadura) acapara un 17% y la zona sur (Andalucía, Canarias, Ceuta y Melilla), un 15%.