Las agencias de rating “tendrán que tocar aquellos países que hasta ahora no han tocado por razones poco objetivas. El gran problema de Europa es Francia, por la dimensión de su sector público y la rigidez de su economía”, explica Ramón Foracada, director de análisis de Bankinter.
Este experto reconoce que será el país galo quien realmente tenga problemas para fomentar el crecimiento. “Nosotros hemos hecho un ajuste muy duro, en el ámbito de empleo, social…y ahora lo que nos queda es ir mejorando, lo contrario que a Francia”.

El dato sobre el sector manufacturero de HSBC en China es bueno porque tiene credibilidad. Al final es un dato independiente y “siempre es más pesimista que el oficial, con el que uno tiende a pensar que podría no ser objetivo. Que de una cifra superior a 50 indica que por segunda vez, tras 13 meses de contracción, la economía china estaría expandiéndose lo que es una buena noticia”. Además hay rumores en China de que el Estado flexibilizaría mucho una ley para los inversores extranjeros, lo que favorecería más la renta variable”.

Creo que no serán navidades tranquilas en Estados Unidos mientras no haya acuerdo sobre el fiscal Cliff. “Pero aunque apuren el plazo, finalmente habrá acuerdo, ahora tenemos una semana de los últimos días de negociación que serán muy duros pero finalmente habrá acuerdo. Una vez eliminado ese obstáculo la situación para el año que viene es benigna, porque el riesgo está algo más lejos como para no crear dificultades , el tema de España en el momento que haya una balanza por cuenta corriente más saneada será una variable para el optimismo”, concluye en Radio Intereconomia.