“El rescate europeo de una de parte de la banca española no se podría demorar más y, era un movimiento importante antes de las elecciones de Grecia”, comenta Antonio Cortina, director adjunto del servicio de estudios de Banco Santander


“Es pronto para ver la reacción de los mercados, pues no sabemos los términos concretos del rescate. Me parece un buen acuerdo y claramente positivo, aunque hay mucho por hacer”.

La banca recibe un crédito europeo de 100.000 millones, no obstante, “es posible que no se utilice al 100%, veremos lo que dicen las auditorías”.

El experto explica que “no es un préstamo directo a los bancos, por lo que aumenta la deuda, que es el aspecto más débil de pacto”.

No obstante, el rescate “es un paso muy relevante y ahora la atención se centra en las elecciones griegas y ver si hay riesgo de que la situación del país heleno empeore”.

También el foco de atención se gira a Italia, “pero este país tiene la ventaja de que no tiene la situación financiera tan complicada como la española, aunque su problema es en la administración pública”.


Declaraciones a Radio Intereconomía