Un día después de que el BCE iniciara su programa de compra de deuda, los índices de renta variable europea siguen sin celebrarlo. El Ibex 35 abre prácticamente plano, aunque conservado el soporte de los 11.000 puntos, que es lo importante. Mientras, en el mercado donde sí parece tener efecto claro el QE es en el de divisas. El euro se abarata hasta los 1,080 dólares. También en el mercado de renta fija la rentabilidad del bono español alcanza un mínimo histórico en el 1,24%.

Ayer el BCE abrió la cartera para comenzar su programa de compra de bonos europeos soberanos y privados. Al mes invertirá hasta 60.000 millones hasta septiembre de 2016, sin embargo, el mercado de renta variable ya parece tenerlo descontado, pues apenas se mueven los índices.

Donde sí está teniendo efecto el QE es en el mercado de divisas, donde el euro casi cotiza a la paridad con el dólar, situándose en los 1,0809 dólares.

También se nota en el mercado de renta fija. El bono español no para de marcar mínimos históricos de rentabilidad. Hoy abre en el 1,24%. Además, aprovechando este viento a favor, el Tesoro hoy se intentará colocar bonos a 6 y 12 meses. También la deuda italiana a 10 años está tocando mínimos históricos de rentabilidad.

Mirando a la renta variable, el Ibex 35 abre prácticamente plano, aunque manteniendo los 11.000 puntos, soporte principal para pensar en la vuelta a los máximos anuales en 11.200. Por cierto, hoy se reúne el Comité Asesor Técnico del Ibex 35, en la que se evaluará la actual conformación del índice español. No obstante, no se esperan cambios hasta la próxima reunión de junio, donde Acerinos y Aena podrían subir a primera división.

Dentro del Ibex 35, vemos a Red Eléctrica rebotando un 1,77% y liderando las subidas en los 74,09 euros. Le sigue IAG, que suma un 1,14% y cotiza en los 7,74 euros. Por cierto, Goldman Sachs ha mejorado su consejo sobre Red Eléctrica desde neutral a comprar.

En la parte baja, Repsol se deja un 0,56% y vuelve a perder los 17 euros. Junto a la petrolera, Banco Popular cae un 0,35% y se juega los 4 euros.

En el grupo de blue chips, las miradas se centran en Telefónica que, después de acabar ayer como farolillo rojo de la sesión, hoy se deja un 0,63% adicional hasta los 13,43 euros, y eso que UBS ha revisado al alza su precio objetivo desde los 11,4 euros por acción hasta los 14,3 euros. Este precio objetivo supone un potencial de revalorización adicional del 5% respecto al cierre de ayer.

Santander, por su parte, cae un 0,63% hasta los 6,44 euros; BBVA se deja un 0,56% y se aleja de los 9 euros; Iberdrola cede un 0,15% y también se aleja de los 6 euros; Inditex pierde un 0,11% hasta los 27,76 euros.
Abengoa cae un 0,37% tras anunciar el inicio de la construcción de una planta de desalinización en Agadir en Marruecos.

Indra pierde los 10 euros, a pesar de consigue un contrato de radares aéreos en China.

Gamesa ha llegado a acuerdo con el grupo nuclear galo Areva para sociedad conjunta dedicada al negocio eólico marino. La compañía sube un 0,05% hasta los 10,96 euros.

En el Mercado Continuo…
Amper comenta que es fundamental para la viabilidad de la empresa la reestructuración de su deuda y la recapitalización de la compañía. Tras estas declaraciones, Amper suma un 1,67% hasta los 0,61 euros.

Pero estas subidas son superadas por las de Bodegas Riojanas (3,17%) y GAM (2,63%).

Al otro lado, Natra se deshincha tras subir ayer más de un 6%. Hoy encabeza las caídas con un retroceso del 4,39%.