Wall Street comenzó la sesión en positivo después de que el Dow Jones cerrara ayer con recortes a pesar del recorte de tipos efectuado al unísono por los principales Bancos Centrales. En opinión de Diego Escribano, Director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada aún es momento de enarbolar la precaución como bandera, “tampoco es para echar cohetes –matiza el experto- porque después de las medidas que se han tomado deberíamos encontrar un soporte y una recuperación de entorno al 10-20%”. Esta subida “nos llevaría al nivel de los 1.100 puntos para el Dow Jones, pero parece que no hay fuerza que empuje y quizás la próxima semana veamos una recuperación que será flor de un día”.
Para Escribano, “quedan por pasar los resultados del tercer trimestre y a eso habría que añadirle la revisión de los analista sector por sector”. De este modo, “podríamos ver dónde estamos y en ese punto podríamos encontrar un suelo”. También hay que tener en cuenta que habrá catalizadores “como las elecciones –explica el analista- y aunque Obama gane las elecciones, hasta enero no habrá Gobierno por lo que 2009 va a ser un año muy difícil” y “todavía hay que ver resultados de las compañías”, recuerda. “Es cierto que IBM ha presentado hoy unas cifras mejor de lo previsto pero su crecimiento del 2% refleja un deterioro porque se esperaba un 6% de crecimiento en el segundo trimestre”. “Si vamos compañía por compañía, exceptuando Wal Mart, por ejemplo, compañías como Target tienen mucha debilidad y les afecta la morosidad de las tarjetas de crédito” y ahí radica uno de los problemas que “nos queda por ver”, explica Escribano. Para el experto “queda mucho por hacer y por ello se podría justificar este ligero rebote que es mínimo”, ahora toca esperar que “volvamos a ese nivel psicológico del Dow en 10.000 puntos que sería importante para tener cierta tranquilidad”. Si bien -matiza el experto- “el gran soporte es el 920 o 923 y cuando todo el mundo apunta a él es probable que lo veamos tras los resultados de las empresas”. “De momento esperemos esa recuperación del 10% y luego veremos cuál es el soporte”, apunta por lo que “máxima prudencia con la bolsa y entrar con precaución”. Lo mejor para el analista es “estar en liquidez” porque “en este entorno de nula visibilidad, bueno hay visibilidad y lo que hay es falta de luz al final del túnel”. “Estamos en una clara tendencia bajista con repuntes puntuales pero quedan muchos deberes por hacer”, resume el asesor financiero.