El selectivo de la bolsa española consigue cerrar con subidas del 0,7% la sesión que le lleva a los 9.412 puntos. Una revalorización que, a cierre semanal, es de más del 2,5% y que ha llegado liderado por los títulos de Repsol o Merlin Properties.

Se cierra sí otra de la semanas con referencias importantes,  como el vencimiento trimestral de derivados  Una variable que “suele tener ese típico comportamiento inexplicable, a primera vista, que ejerce una presión importante antes de que alcancemos las horas clave de dicho vencimiento”, reconoce José Luis Cárpatos, analista independiente en su Análisis intradía.  
 
 
A las 12 de la mañana, hora española, hemos tenido el vencimiento del Eurostoxx 50 y hemos visto perfectamente esa presión alcista inexplicable que ha resultado en una gran vela de compra a 30 minutos en prácticamente todos los futuros sobre índices importantes y que ha hecho que en el EX50 toquemos el máximo de ayer y en el futuro del índice alemán se haya superado dicho máximo.


 
Y el Ibex35 no ha sido una excepción. El selectivo español termina así la sesión con una subida de algo más  del 0,7% - hasta los 9.412 puntos – lo que eleva en más del 2,6% la subida en semanal.
 
Durante la sesión, el protagonista de las subidas ha sido Repsol que ha recibido un cambio importante de recomendación por parte de Goldman. Un valor que está  en un momento importante porque tenemos la media de 200 semanas a tiro. Goldman sube la recomendación a comprar desde neutral pero lo importante es que sube el precio objetivo de uno por debajo de esa media, a uno que está bien por encima. “La parte mala es que la sobrecompra está muy cerca y puede aliarse con la resistencia para hacer que llegar a esos objetivos sea algo más difícil y cueste más tiempo. La clave la vamos a tener en el acumulación distribución, para apoyar necesitamos superar el máximo de 2015”, dice Cárpatos. La compañía elevó en más del 3,9% su precio con lo que cierra la semana en los 13,82 euros.
 
Y eso a pesar de que el crudo sigue lastrado por esa fortaleza extra del dólar tras la subida de tipos y expectativas de los mismos para 2017 por parte de la Reserva Federal y en estos momentos está subiendo hasta los 51,2 dólares, precisamente porque el eurodólar ha iniciado un rebote que nos mantiene por encima del 1,04. Dicho rebote, debilidad del dólar, también se está viendo en la libra dólar pero no tanto en el dólar yen.

Han aparecido noticias acerca de que Libia ha conseguido poner en marcha sus dos campos petrolíferos más importantes que están conectados por un oleoducto y que eso puede añadir a su producción 200.000 barriles por día. No hay que olvidar que Libia está exenta del acuerdo de recorte de producción por parte de la OPEP, pero ver que otros países siguen aumentando la producción aumenta las dudas acerca de que los países miembros puedan aguantar las ganas de sacar ventaja con respecto a los otros manteniéndola más alta de lo que dicen, así que todavía quedan dudas en el mercado de que al final ese acuerdo se cumpla al 100%.

A la subidas también se han apuntado Merlin Properties y Acciona, con subidas de más de dos puntos porcentuales. Melia, IAG y Viscofan cerraron la sesión también entre los primeros puestos junto a Telefónica, que marcó en los 8,7660 euros su último precio.
 
¿Y los bancos? Cerraron en la parte baja de la tabla. BBVA sumo algo más del 0,2% mientras que Santander elevó en algo más de siete décimas su precio, con lo que el próximo lunes arrancará desde los 5,0330 euros por acción. Sabadell cerró con subidas de medio punto porcentual mientras que Bankinter permanceció en la cuerda floja gran parte de la sesión, hasta terminar con ligeras  caídas. Los títulos de Bankia y Popular no consiguieron pasar a terrreno positivo y cerraron con pérdidas que se acercaron a los dos puntos porcentuales, en el caso de Bankia, y de algo más de tres décimas, en el caso de Popular.