Las incertidumbres macroeconómicas en USA e Italia lastran a las bolsas. El peso de las pérdidas del sector bancario lleva a Europa a las pérdidas. El par euro/dólar se dispara al 1,35 al cambio. 
 
Los números rojos han inundado a las bolsas debido a dos situaciones que descolocan el ánimo inversor. Italia es el principal foco que preocupa a las bolsas del viejo continente después de que la retirada en banda de los ministros del Pueblo de la Libertad, liderado por Silvio Berlusconi, haya provocado una enésima crisis de gobierno en el país transalpino. 

Así, la banca italiana ha vivido una sesión de desplome generalizado encabezado por Ubi Banca, que se deja más del 4% en el parquet milanés, por delante de Intesa San Paolo o Banca Popolare que pierden más del 3%. El FTSE MIB italiano es el mercado más penalizado de entre los grandes con una caída del 1,3%, por encima de los 17.400 puntos

El otro foco de inestabilidad reside nuevamente en Estados Unidos donde el Congreso debe aprobar los Presupuestos Generales de cara al próximo año y, aunque la noche se prevé larga, los expertos no creen que hoy se alcance un acuerdo. El mercado neoyorquino así lo refleja con una caída que supera el medio punto porcentual que lleva al Dow Jones al terreno de los 15.155 puntos. 

Una de las noticias de la sesión es el salto, ya visto por cierto, del euro frente al dólar hasta el nivel del 1,35 al cambio. 


Ibex 35
Después de rozar los 9.000 puntos con un recorte superior al punto porcentual, los toros del mercado han entrado en escena para hacer al Ibex 35 cerrar con una caída del 0,46% en los 9.186 puntos. El mínimo de la sesión lo ha marcado en los 9.036 puntos. 

Dentro de la tabla las pérdidas del mediodía de la banca nacional han dejado paso a las constructoras...y a Jazztel. La teleoperadora, centro de atención desde que la semana pasada saltara la liebre nuevamente de una guerra en su sector, se deja en la sesión un 2,06 %, aunque sin perder los 8 euros por acción. (Ver: Pánico vendedor en Europa motivado por la banca)

Tras Jazztel aparecen las constructoras OHL, con una caída del 1,8%, mientras que Sacyr se deja otro 1,3%. Y, de entre las financieras, finalmente son Caixabank y Banco Popular los valores más penalizados de la sesión con un recorte del punto porcentual.

Hoy, por cierto, ha sido día de examen a la banca de manos de la troika. Los inspectores de la coalición formada por la Comisión Europea, el BCE y el Fondo Monetario Internacional  han dicho este lunes que España ha cumplido ya prácticamente todas las condiciones exigidas por la UE a cambio del rescate bancario y que el sector financiero tiende a estabilizarse, pero han pedido al Gobierno que mantenga la vigilancia sobre la banca por los riesgos de la situación económica, que amenazan sus perspectivas de rentabilidad. Las grandes financieras cierran con un tono dispar de pérdidas del 0,89% para el Banco Santander, mientras que BBVA  cierra en los 8,21 euros con una subida imperceptible del 0,01%. 

Del lado de las ganancias, destaca BME con una subida del 2,94%, por delante de Amadeus, que se anota otro 1,08%, mientras que el tercero en discordia ha sido este lunes Acerinox con unas ganancias del 0,8%. 

El apartado blue chips se cierra con Telefónica que, a diferencia de Jazztel, ha sabido desmarcarse y cede tan sólo un 0,30% hasta los 11,51 euros, Repsol pierde un punto porcentual, mientras que Iberdrola cede otro 0,955. 


Mercado de deuda
En el panorama de las primas de riesgo no tiene nada que ver cómo amaneció el mercado de deuda a cómo cerrará tras las bolsas. La prima de riesgo española termina conteniéndose hasta los 251 puntos básicos, mientras que la italiana que ha llegado a estar en los 286, ahora se coloca en el mismo nivel de cierre del viernes en los 278 puntos básicos. 

El bono español a diez años se coloca en el 4,29% de rentabilidad.