El selectivo español registra un  avance del 0,55%, estableciéndose en el nivel de los 8.810 puntos

La última sesión de la semana está siendo marcada por la calma en los mercados, que aguardan los datos de desempleo en Estados Unidos, que se harán públicos a las 14:30 horas, antes de tomar partido. Tras encadenar seis sesiones en positivo (con una revalorización del 9,4%), el selectivo español avanza a media sesión prácticamente en plano, con una ligera subida del 0,55%, situándose en los 8.812 puntos en máximo de la línea superior de canal, tal y como señala José Antonio González.

El dato de desempleo de los Estados Unidos a buen seguro impulsará a los inversores a tomar posición. Un dato de desempleo por debajo del consenso (que se sitúa en el 4,9%) podría desencadenar los temores sobre una posible ralentización de la principal economía mundial, al tiempo que un buen dato podría desatar los rumores sobre una posible revisión al alza de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, situación que tampoco sería bien acogida por el mercado de renta variable.

Lideran las ganancias Indra (5,03%) y Arcelormittal (3,64%). Los títulos de la primera continúan intentando asentarse en un valor determinado y poner fin a la ola de volatilidad a la que está expuesta desde que el pasado martes publicara unos resultados que fueron bien acogidos por los inversores y que la llevaron a registrar una subida del 15,65% durante la sesión. Arcelormittal, por su parte, continúa con su tendencia alcista que le ha llevado a subir un 68% desde mínimos.



Esta mañana se ha conocido que la familia Mittal, propietaria del 39% de las acciones se ha comprometido a suscribir 1.100 de los 3.000 millones de la ampliación de capital que se propondrá el próximo jueves en la junta de accionistas extraordinaria. Amadeus (1,69%), IAG (1,51%), Inditex (1,47%) y Ferrovial (1,44%) son los otros valores que mayores subidas registran en lo que va de sesión.



El apartado de las pérdidas lo lidera Gamesa, tras hacerse público que Siemens se replantea ahora su posible fusión con la compañía española, lo que ha llevado a que sus acciones se desplomasen un 3,6%. Se trata de la única compañía, junto a FCC, que cae más de un 1%. La constructora, inmersa en pleno proceso de ampliación de capital, que podría llevar a que Carlos Slim ejecute una OPA, se apunta pérdidas del 1%.
 
El sector financiero, por su parte, avanza en terreno negativo con la excepción de Bankinter que registra un tímido incremento del 0,3% y del Banco Santander que avanza un 1,02%.