El Ibex35 cierra la sesión por debajo de los 9300 puntos. Una penalización que llegó el día en que llegó el día en que el Tesoro español colocó más de 3500  millones de euros en deuda a cinco y diez años, a un tipo de interés menor.

El mercado español cerró la sesión con una penalización del 0.58% y cerró en los 9295 puntos. Una caída que llegó el día en que el Tesoro español consiguió subastar un total de 3508 millones de euros en deuda a largo plazo, cinco y diez años. Una colocación que se produjo a un tipo de interés menor al de anteriores subastas. En Estados Unidos, siguen a la espera de una solución en el gobierno que pueda cortar las pérdidas para una economía que lleva tres días inmersa en el shutedown. Si los políticos no llegan a un acuerdo, el país entrará mañana en el cuarto día de cierre, con lo que se alcanzaría la duración histórica de los 17 shutdowns anteriores.

Entre los valores más penalizados, FCC y Banco Sabadell. La constructora perdió un 2.3% y marcó en los 14.85 euros su último precio. La entidad por su parte recortó más de dos puntos porcentuales con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 1.8740 euros.

Enagás y Repsol fueron detrás con más de un punto porcentual de caída. Iberdrola recortó un 1.06% y cerró en los 4.2920 euros. BBVA, por su parte, perdió algo más del 0.9% y cerró en los 8.4270 euros por título. Santander perdió un 0.73%, hasta los 6.1360 euros. Siguiendo con los grandes, Telefónica recortó un 0.04%, hasta los 11.80 euros.

Entre los más positivos de la sesión, Indra y Dia cotizaron con más de un punto porcentual de subida, hasta los 11.7250 euros. La alimentaria mañana comenzará a cotizar desde los 6.4910 euros. ACS, Caixabank y Sacyr recuperaron algo más de dos décimas por acción, hasta los 23.91 euros, los 3.3340 euros y los 3.7100 euros.