El Ibex 35 termina la primera sesión del año encabezando las subidas del mercado europeo junto con el PSI-20 de Portugal. El selectivo español se apunta una revalorización del 0,69% hasta los 10.350 puntos. Los protagonista de este primer día del 2015, sin duda, han sido Popular, Sacyr y Abengoa, que han formado el podio del índice. Los inversores han hecho ojos ciegos a la fuerte caída del petróleo y, es que, las declaraciones de Mario Draghi han hecho volver a pensar en el QE. De hecho, el euro se ha abaratado a niveles mínimos de cuatro años frente al dólar al marcar los 1,2020 dólares.


El Ibex 35 se estrena en el 2015 por encima de los 10.300 puntos que se le resistieron en 2014. Aun así, el selectivo español no sale del lateral en el que estuvo inmerso todo el ejercicio pasado. El selectivo español ha sido el segundo más alcista de la sesión, tras el PSI-20 de Portugal, que le ha superado con una revalorización del 1,17%. El índice luso ha subido con fuerza gracias a la revalorización del sector bancario al calor de las últimas declaraciones de Mario Draghi en un rotativo alemán.

José Luis Cárpatos, colaborador de Estrategias de inversión, explica que “los comentarios de Draghi han sido interpretados como que las posibilidades de QE crecen. Esto ha hecho que la deuda de España, Italia, Portugal, Irlanda, Bélgica, Francia y Alemania a 10 años, y no sé si me dejo alguna hayan tocado mínimos históricos de rentabilidad, y el euro ha bajado con fuerza. El bono alemán a 5 años está con rentabilidad negativa”.

Además, esto también ha hecho que el euro caiga contra el dólar a niveles de 2010. A cierre del mercado europeo el par cotizaba en 1,2020 dólares.

Si miramos por dentro al Ibex 35, los valores protagonistas desde primera hora del día han sido, casualmente, algunos de los más bajistas del 2014. Así pues, Abengoa B se ha disparado un 6,60% para acabar al borde de los 2 euros. De un plumazo ha recuperado prácticamente la mitad del camino perdido en 2013.

En segunda posición ha firmado Sacyr, que se ha disparado un 6,53% cerrando la sesión en los 3 euros. Los inversores han regresado en masa a Sacyr después de que el DAB (Dispute Adjudication Board) haya dictaminado que la Autoridad del Canal de Panamá deberá pagar a GUPC –grupo liderado por Sacyr y la italiana Salini Impreglio- 234 millones de dólares y le otorgue una extensión del contrato de seis meses.

Con medalla de bronce ha firmado esta sesión Banco Popular. La entidad se ha disparado un 6,39% hasta los 4,42 euros al calor de los movimientos accionariales, pues BlackRock aumentó su participación en Popular al máximo en dos años

 Al otro lado, los valores más penalizados han sido Enagás, que se ha dejado un punto porcentual y ha perdido los 26 euros; Amadeus, que ha perdido un 0,68% y Endesa, que hoy ha caído un 0,59% tras descontar un dividendo de 0,48 euros por título.

En el grupo de los blue chips, Telefónica ha cerrado la sesión sin lograr reconquistar los 12 euros. La operadora se ha dejado un 0,29%. BBVA también se ha quedado a las puertas de los 8 euros, aunque se ha revalorizado un 0,84%. En cambio, Santander, que se desmarca de su 'gemelo', firma sobre los 7 euros tras subir medio punto porcentual. Inditex ha subido un 0,34% e Iberdrola ha caído un 0,02%. Repsol ha logrado subir un 0,16%, y eso que el petróleo sigue desplomado. El Crude Oil se abarata otro 1,35% hasta los 52,55 dólares y el Brent cae un 0,46% hasta los 57 dólares por barril.

En el Mercado Continuo...
La compañía más alcista del mercado ha sido la inmobiliaria San José. En un claro movimiento especulativo, la compañía se ha disparado un 13,41% hasta los 0,93 euros después de que se haya confirmado que Popular y el fondo Värde Partners se hacen con el control de San José al capitalizar la deuda.

En cambio, los inversores han dado la espalda a una de las novatas de la bolsa, Applus, que se ha colgado el cartel de 'farolillo rojo' perdiendo un 4,04% al cierre.

Apúntese gratis a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil