Los principales índices europeos han terminado la sesión en positivo animados por buenas noticias del sector bancario europeo, la subida del precio del petróleo y la posibilidad de que la FED no suba los tipos.
 
De esta forma, el selectivo español ha conseguido acabar la jornada con subidas del 2,25%, en 7.920 puntos. Sin embargo, estas alzas no han servido para enjugar las caídas de la semana, que han quedado en un 6,81%. La compañía que mejor se ha comportado hoy ha sido Acerinox (+13,42%), seguida de Arcelor (+8,16%). Las caídas han estado dominadas por Enagás, (-1,04%) y por Abertis (-0,88%). Entre las grandes, Santander ha subido un 5,20%, BBVA se ha apuntado un 4,98% y Telefónica ha subido un 2,73%.  
 
El principal catalizador de la sesión ha sido la banca alemana. Por un lado, los resultados de Commerzbank han gustado tanto al mercado que han permitido a la entidad llegar a subir un 15%. El buen tono ha arrastrado al sector al alza, una tendencia que se ha ratificado tras conocerse que Deutsche Bank va a recomprar bonos por casi 3.400 millones de euros, lo que elimina cierto dramatismo acumulado durante la semana. Con todo, “la tendencia en Europa sigue siendo bajista, pero el rebote en Europa ahí queda”, explica Cárpatos en su sección.

Por si fuera poco, la sesión comenzaba en positivo en Wall Street que, por un lado se ha contagiado de la subida del precio del petróleo. En concreto, el WTI, ha subido un 9,69% para situarse en 28,75 dólares.
También ha subido el Brent, que al cierre de la sesión subía casi un 8% y se coloca por encima de los 32%.

Por otra parte, los datos de ventas minoristas en Estados Unidos han sido muy positivos. En concreto, aumentaron un 0,2% en enero y la subida anual ha sido de un 3,4%. Si a estas cifras se le añaden que los mercados de futuros de tipos de interés prácticamente descartan una subida del precio del dinero este año ha permitido que la jornada transcurra en verde.

José Antonio González, analista de Estrategias de Inversión explica que “tras varios intentos por parte de los toros o alcistas de resolver al alza los 7.875 puntos, finalmente, consiguen establecer un ataque de garantías en el último suspiro, señal que junto con la entrada en terreno positivo del oscilador MACD intradiario activa un escenario potencialmente alcista con un objetivo en los 8.034 puntos como primer punto de control.”

En opinión del experto hay que ser cautelosos ya que, “el hecho de haberse producido in extremis, podría restar gran parte de su fiabilidad, puesto que ahora entramos en un periodo de dos días de descanso que pueden provocar un cambio de parecer entre los participantes de mercado. Además, la jornada óptima para ello era hoy, ya que de haber resuelto al alza los 7.875 puntos a media sesión, con Wall Street subiendo con fuerza y el resto de nuestros principales homólogos acompañando la fuerte subida, el cierre de hoy podría haber sido mucho más positivo que el finalmente registrado".

Habrá que esperar a ver cómo comienza el lunes, en una jornada en la que las bolsas chinas vuelven a cotizar y Wall Street permanece cerrada.