El selectivo español ha comenzado la jornada en rojo al caer un 0,82% hasta los 8.275 puntos. Hay muchos factores negativos que están empujando a la apertura en negativo de los mercados europeos, pero el más importante de todos es la decepción que está suponiendo la reunión de los ministros del G20, que no han llegado a ningún acuerdo para despejar las dudas que en estos momentos planean sobre los mercados. Habrá que ver cómo siguen influyendo los diferentes catalizadores en la cotización.
 
El color rojo vuelve a instalarse en la bolsa española al calor del sentimiento negativo que hay en las principales plazas europeas después del desencanto que ha supuesto la última reunión del G20, que se esperaba que arrojase más esperanzas, pero que finalmente todo ha quedado en las buenas intenciones sin claras conclusiones. Eso ha provocado el desánimo de los inversores que han optado por las ventas.

Por otra parte, la noche en Asia, al igual que ya sucedió el viernes no ha sido nada buena. El Nikkei lo ha pasado mal ante la fortaleza del yen contra todos los cruces y ha caído el 1%. Asimismo, el Shangai Composite ha cerrado con descensos de algo más del 2%, aunque durante la sesión ha llegado descender más del 4%.

También a este sentimiento bajista se unen los futuros americanos que despiertan este lunes con caídas tras recibir un fuerte papelón el viernes a la altura de la media de 100 días del S&P 500 que le está haciendo de resistencia. Y tampoco se espera que el petróleo se recupere en exceso en la presente jornada, por lo que sigue siendo un factor negativo.

Pero lo que más está lastrando en estos primeros compases es la devaluación del yuan, que ha sido la de mayor magnitud desde el pasado 7 de enero. En concreto, un 0,20%. El yuan offshore que es el que cotiza libremente toca mínimos de 8 semanas.

En el capítulo de particular del Ibex 35, hoy hay que tener en cuenta la presentación de resultados de distintas cotizadas. A primera hora de la mañana destacan las cuentas de Grifols, que ha cerrado 2015 con un incremento de su beneficio del 13,2% hasta los 532,1 millones de euros. Sus acciones han respondido con caídas de más del 1%.

Por su parte, FCC es de las pocas compañías que se encuentran en positivo en el parqué español con repuntes que alcanzan cerca del 2%. El motivo ha sido que ha reducido sus pérdidas en este ejercicio en más de un 96%, hasta los 43,6 millones de euros, además de reducir su nivel de deuda.

También en positivo se encuentran Sacyr, con repuntes del 3%, Acciona, que suma un 0,59%, mientras que ArcelorMittal avanza cerca del medio punto porcentual.

Por la parte de las pérdidas Merlin Properties encabeza los descensos en torno al 1,5%
. Y es que no han sentado bien sus resultados. Pero también se encuentran liderando los retrocesos Red Eléctrica al descender cerca del 1%, junto conEnagás, que pierde en estos momentos sobre el punto porcentual.

En el capítulo de blue chips, todos se encuentran cotizando en rojo en este inicio de la semana, aunque especialmente destaca las pérdidas deSantander, que cae en torno al 1%. Telefónica o BBVA, también registran pérdidas que llegan en torno al 1%.