Las cuentas trimestrales de la irlandesa Ryanair han provocado las ventas en masa de todas las aerolíneas europeas. IAG contiene su caída hasta retroceder el 1,5%. 
 
El desplome de todas las aerolíneas europeas ha venido motivado por una de las estelas del bajo coste, Ryanair, que ha presentado su segundo 'profit warning' en tan sólo dos meses -ante su incapacidad de cumplir con los objetivos-. La compañía irlandesa ha advertido de que cerrará su ejercicio fiscal (que finaliza el próximo 31 de marzo) con un beneficio comprendido entre 500 y 520 millones de euros, muy por debajo del objetivo anunciado en septiembre (570 millones), debido al incremento de la competencia y a la debilidad de la situación económica en Europa.

Esta noticia ha servido para que los inversores sifran por 'efecto contagio' toda una ristra de ventas en el mercado. Comenzando por el nacional,IAG es el valor que más retrocede dentro de un Ibex 35 en verde en lo que acumula de sesión. La aerolínea registra unas pérdidas del 1,5%, aunque sigue sin perder los 4,10 euros por acción. Por ver está qué sorpresa presenta el grupo durante la presentación de sus resultados trimestrales que tendrá lugar este viernes, 8 de noviembre. Lo último que sabemos es la caída del tráfico de pasajeros registrado a cierre de septiembre. La demanda del grupo se ha reducido un 0,4% y el número de asientos-kilómetro ofertados ha descendido un 1,4% en base comparable.

En base a los Indicadores Premium que elabora Estrategias de Inversión, la aerolínea presenta un aspecto técnico de 10 con todos las variables favorables para que mantenga su tendencia alcista. 

El efecto contagio se ha dejado sentir especialmente sobre la Bolsa de Londres donde Easyjet e IAG encabezan la parte roja de la tabla. Así, Easyjet retrocede un 4,29% en estos momentos hasta las 12,40 libras, mientras que el holding español-inglés se deja otro 1,89%. 

Dentro de la bolsa alemana, Lufthansa es la compañía más penalizada del Dax Xetra con un recorte del 1,36%.