Después de más de un mes a las puertas, el selectivo americano ha logrado rebasar la barrera psicológica de 20.000 puntos por primera vez en su historia. El índice lo ha logrado al tiempo que tanto el S&P 500 como el Nasdaq conseguían situarse en nuevos máximos históricos.
 
El índice industrial americano ha sido uno de los más beneficiados tras la victoria de Donald Trump el pasado mes de noviembre. Desde ese momento, el Dow Jones se ha revalorizado alrededor de un 11%, con lo que el nuevo presidente ha protagonizado el mayor rally post electoral desde el año 1900, según los datos de Bloomberg.

Trump Rally

Fuente: Bloomberg
 
Algunos expertos como Naeem Aslam, analista de Think Markets, “los traders han estado esperando por los detalles sobre el gasto en infraestructuras del nuevo presidente y ahora tienen una idea más clara”, ha dicho en una entrevista con la CNBC.
 
Por otro lado, el analista señalaba después de que el Dow Jones superara esa cota psicológica que “no hay nada más aparte de eso. La ruptura de ese nivel implica que está entrando dinero nuevo que ha estado esperando a este momento para unirse a la fiesta”.

fundamentales del dow jones

 
Las subidas han estado dominadas por varios sectores, cuyo comportamiento había sido muy débil hasta ahora, como el sector bancario. De hecho, Goldman Sachs, con alzas de más del 20% ha sido el valor que mejor se ha comportado desde las elecciones generales que han llevado a Trump al despacho oval.

Evolución

 
Esta subida –que hay que unir a la que ha acumulado el índice desde 2009, cuando comenzó el actual bull market- ha llevado las valoraciones muy cerca de máximos. Unas valoraciones que solo se podrían ver reducidas si este año vemos mejoras en las cifras de beneficios y ventas, y eso no es lo que se ha producido precisamente en los últimos años.

Crecimiento un ejercicio

 
¿Qué podría pasar a partir de ahora?

Los expertos de Bespoke Investment resaltan que los 64 días que el selectivo ha tardado en pasar desde 19.000 hasta 20.000 puntos es el segundo periodo más corto que ha tardado el índice en superar esos 1.000 puntos psicológicos. La única vez en la que tardó menos fue para dar el salto entre 10.000 y 11.000. Señalan que esos 64 días pueden parecer pocos, pero si se tiene en cuenta que eso solo ha implicado una subida del 5% la cifra no parece tan elevada.
 

También alertan en esta firma que “merece la pena tener en cuenta que cuando el índice superó los 19.000 puntos en noviembre el selectivo tuvo que dar un paso atrás para atrás”. La única vez que no ha ocurrido esto en la historia del índice fue cuando rebasó los 5.000 en 1995. 

Niveles psicológicos


 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Vientos de cola y riesgos para invertir durante este año”