El mercado americano está frío igual que las temperaturas y de momento el único dato que hemos tenido, la inflación, ha subido una décima más de lo esperado. El subyacente se ha mantenido en un esperado 0,2% con lo que Bernanke lo tendrá más difícil para bajar los tipos de interés, algo que está pidiendo a gritos la ralentización de la economía americana. El sentimiento del consumidor está muy deprimido y ha caído hasta el 88,8% y un buen dato ha sido la producción industrial que ha subido hasta el 1% desde el 0,3% anterior. Es muy buen dato que hace que la triple hora bruja tenga pocos fantasmas. Seguimos con la atención puesta en el mercado inmobiliario y con entidades financieras que financian el crédito de hipoteca de peor calidad. Tenemos que hacer una comparación en España y tenemos el 0,4% de la tasa de morosidad, que es lo que realmente preocupa a las autoridades. Sin embargo, el 14,4% de los bancos como Lehman Brothers dicen que no les afecta esta crisis y lo que hacen es titulizar este tipo de activos y venderlos a los que tienen la parte de renta fija más apropiada.