Dentro del conjunto de circustancias que están penalizando a Iberia, la evolución del crudo es la que más pesa sobre su cotización porque es la que más afecta a su cuenta de resultados. La exposición y el peso del crudo en las cuentas de Iberia es mayor que la del resto de aerolíneas, lo que hace que la española retrocede más que el resto de compañías del sector.
En la operación de NHH, cuando el mercado insiste con tanta claridad es que hay algo. Lo que ocurre es que hay dudas en torno a quien podría estar interesado en la compañía. Si nos fijamos en su evolución siempre se ha movido con un prima por este motivo, y creemos que en un momento de resultados delicado, tiene demasiada prima. Claramente en 17-18 euros refleja precio de entrada, pero es un movimiento complicado de explicar y entender.