Así, el coste de amortización se verá incrementado respecto a 2006, después de varias subidas de tipos hasta el 4%. El informe también señala que la evolución del coste puede generar tensiones entre compradores que, habiendo contratado sus préstamos con posterioridad a 2002, hayan apurado el plazo de vencimiento final y el porcentaje de financiación contratados. Además, el porcentaje de crédito hipotecario expuesto al riesgo de interés crece progresivamente trimestre a trimestre. Por otro lado, desde la AHE se indica que si los índices de referencia habituales se situasen en los niveles máximos del 6,390% a medio o largo plazo, el incremento del coste actual de la deuda hipotecaria podría alcanzar máximos de entre 360 y 1.170 euros anuales.