La sesión que llevamos hoy no es más que un reflejo de lo que hemos hecho durante todo el mes de junio. Estos días, los mercados tienen el mismo comportamiento: apertura con huecos a la baja, busca su soporte y hace una sesión de recuperación de menos a más. El experto de Riva y García atribuye esta actitud a que, cuando los mercados europeos cierran sus puertas los americanos comienzan a coger algo de más de ritmo. Sin embargo, su comportamiento se desinfla al cierre con lo que los europeos abre con fuertes huecos a la baja. Esta semana los inversores deberán estar pendientes de la reunión de la Reserva Federal (FED) que será la última antes de irse de vacaciones. Más que la decisión sobre los tipos de interés, “de la que el mercado descuenta un mantenimiento, lo importante será el mensaje” advierte Mariano Sancho pues habrá que ver si de verdad “hay motivos de preocupación por parte de la inflación, economía e incluso la política hipotecaria acomodaticia”. Por lo tanto, primero hay que ver si la FED tranquiliza y en base a ello los mercados buscarán su tendencia, puesto que “las caídas son excesivas en el mercado europeo y concretamente en el español”. La tendencia de medio-largo plazo “sigue siendo alcista, pero en el corto la volatilidad es lo que afecta a los inversores” advierte Sancho. La operación de compra de Iberdrola sobre Energy East, que ha decidido financiar mediante ampliación de capital, “es buena a medio-largo plazo” asegura Sancho. Cuando existe un desembolso de dinero, el mercado penalizada a la compañía “compradora” en el corto plazo aunque la operación sea buena. Lo que está intentando Iberdrola es “hacerse más grande y crear un núcleo duro que le haga más competitivo”. Desde Riva y García ven bien la operación pero “el castigo que está recibiendo Iberdrola es excesivo”: Y de un castigo a otro mayor, el de Sacyr Vallehermoso. En los últimos días se ha convertído en el “líder de las caídas” en el mercado, aunque también fue una de las de mayor revalorización durante el año pasado. Para el mercado, “el tema inmobiliario y constructor está tomando factura y el barapalodel regulador francés por la toma de control de Eiffage no está sentando bien en el mercado” asegura Sancho. Por una parte, el regulador francés reitera que la constructora española tiene una concertación con otros inversores con lo que le exige el pago en efectivo de un 21% más sobre la oferta de Eiffage. A pesar de que Sacyr lo ha desmentido, el mercado le está penalizando fuertemente con caídas de más del 4 por ciento.