La compañía española acudió a su cita con los inversores para presentar un resultado ajustado de 54 millones de euros, lo cual supone una caída del 17,6% con respecto al mismo periodo del año anterior.
 

Talgo obtuvo un beneficio neto ajustado de 65,5 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Sin contar extraordinarios, las ganancias netas fueron de 44,1 millones de euros, lo cual supone también una caída del 13% con respecto a los tres primeros trimestres del año 2015.

El fabricante de trenes también reflejó caídas en su margen de Ebit pasando del 17,8% el pasado ejercicio hasta el 14,9% para los primeros nueve meses del año hasta el pasado mes de septiembre. Sin embargo, sí que se pudo observar un incremento del Ebitda hasta los 84,9 millones de euros, lo cual representa un avance del 9,5% frente a las cifras del año pasado a estas mismas alturas.

Talgo cuentas


En concepto de ingresos, Talgo presentó un aumento del 25%, hasta los 444,5 millones de euros, frente a los 357,1 millones de euros de los tres primeros trimestres del 2015. Todo ello se debió a un crecimiento de su negocio en Arabia Saudí y Uzbekistán, áreas que han funcionado a la perfección en lo que llevamos del 2016.

Según la empresa, la actividad de mantenimiento continúa siendo exitosa con servicios de alta fiabilidad. Además, el “fuerte desempeño de los proyectos de fabricación y mantenimiento permite a la empresa mantener márgenes por encima de la meta de la empresa (> 20%)”.