Este cambio de paradigma que acucia a los inversores se percibe también en el mercado de los ETFs, donde se ve un importante cambio en las últimas semanas con respecto a los movimientos que se habían realizado previamente. He aquí el giro de 180 grados que se está produciendo con el cambio de rumbo en la Casa Blanca.
 
La llegada de Trump está haciéndose notar, y mucho, en los movimientos que se producen en los mercados. Si ya hablamos de los sectores que tienen más previsión de seguir al alza en los próximos meses con la modificación de la hoja de ruta del nuevo ejecutivo norteamericano, lo que observamos en las últimas semanas es que en los ETFs se ha visualizado con bastante concreción un cambio de escena.

Los flujos muestran este nuevo panorama con el que se debe jugar, después de jornadas en las que no paraba de entrar dinero en industrias como el consumo discrecional. Pero ahora todo ha cambiado. Tal y como apuntan los analistas de Bespoke Investements en los movimientos que se han realizado en las últimas semanas en los ETFs se puede observar cómo va a ser la dinámica de los próximos meses en los mercados.

En este sentido, las biotecnologías y los bancos han liderado el rally después de las elecciones, pero las compañías de menos capitalización han sido, sin duda, las que han desempeñado una actuación más brillante. Algo que se ha representado en la evolución del S&P 600 y del Russell 2000, que han volado literalmente con las microcaps revalorizándose de una manera importante, sobre todo, en comparación con cómo lo venían haciendo.

Tendencias en los ETFs


La tendencia que se ve en el flujo de los ETFs es que es el ETF que corresponde a las obras de infraestructura el que tiene un comportamiento más espectacular, debido a las intenciones del nuevo presidente electo de llevar a cabo un plan de reformas en el país norteamericano. También bancos regionales o mineras, salen claramente como ganadores en este aspecto.

Sin embargo, en el lado perdedor de la ecuación, México y el resto de países emergentes, sobre todo los dependientes de la economía estadounidense, continúan mostrando caídas importantes. Entretanto, el oro y el mercado de bonos también experimentan un recorrido a bajista a consecuencia del resultado electoral.