Víctor Grifols Roura, primer ejecutivo de Grifols,  ha dimitido como consejero delegado de la empresa tecnológica sanitaria Girfols. La  decisión no tendrá efecto hasta el 1 de enero de 2017. A pesar de la dimisión como consejero delegado, sí que seguirá ejerciendo su cargo como presidente no ejecutivo y consejero dominical. El cargo que deja Víctor Grifols lo delegará en su hijo Víctor Grifols Deu y en Raimon Grifols Roura, su hermano.


En 2015 el primer ejecutivo ya adelantó lo sucedido mediante una carta remitida a los empleados de la empresa y a la CNMV que decía: “el tiempo pasa para todos y yo siento que ha llegado el momento para pasar mi responsabilidad ejecutiva a una nueva generación que sé que está muy bien preparada". Víctor Grifols lleva desde 1987 en su cargo de primer ejecutivo.

La familia controla ya el 25% de las acciones de la empresay sus participaciones se estructuran mediante varias sociedades que están domiciliadas en Holanda. La mayor accionista particular en Nuria Roura, la madre de Víctor Grifols Roura.