La volatilidad volvió a ser la protagonista de la jornada. Una volatilidad que llevó al Ibex a disminuir las ventas de la apertura y a terminar en los 8.879,90 tras repuntar un 0,51%. “Estamos viendo –asegura Guillermo Escribano, analista de Metagestió- movimientos muy erráticos. Ahora, sin embargo, no hay las subidas y bajadas de sesiones anteriores. Hoy simplemente ha habido una apertura al alza de Wall Street contra todo pronóstico y eso ha hecho que las plazas europeas, entre ellas el Ibex 35, terminaran con subidas”.
Avances de la renta variable española a la espera de lo que decida mañana el BCE que podría descontar en 50 puntos básicos los tipos de interés en la eurozona hasta situar el precio del dinero en el 2,75%. “Nosotros apostamos por una continuidad en las bajadas de 50 puntos básicos y creemos que no será la última” asegura el experto de Metagestión que añade, “será un mensaje tranquilizador de que las bajadas no serán bruscas pero sí fuertes y además continuadas hasta llegar al límite del 1,5-2%, desde el que, el año que viene se estabilizarán los tipos”.

A la espera de este recorte, hoy fue noticia Iberdrola después de que el presidente de ACS, Florentino Pérez, anunciará que elevará su participación del 12,6% en la eléctrica vasca para consolidarse como "accionista de referencia" de la eléctrica. Según explica Escribano, “ACS continúa su estrategia de enfoque en Iberdrola. En estos momento está negociando los últimos flecos de la operación de venta de Fenosa a Gas Natural. Con el efectivo, Florentino Pérez tiene la intención de elevar su participación en Iberdrola hasta conseguir –asegura el experto financiero- una posición de control en la compañía”.


Repsol también fue de nuevo protagonista tras conocerse que Lukoil ha rebajado sus pretensiones y negocia actualmente la compra de hasta un 20% de la petrolera, lo que podría ser lo más adecuado viendo las reticencias que había en torno a que la rusa poseyera una posición de control sobre la compañía. “Sería una situación intermedia –asegura este analista- no sería una posición de control tan fuerte como si tomara el 30% pero sería una posición importante, aunque las decisiones estratégicas corresponderían a los actuales gestores de Repsol”.

De cara al corto plazo, Guillermo Escribano cree que “de aquí a finales de año veremos una situación de menos volatilidad en un rango inferior al que hemos visto en semanas y meses anteriores. El mercado de crédito no está yendo a peor, se está estabilizando aunque con niveles de riesgo todavía altos. Creemos que de cara a final de año habrá un rebote puntual. Sólo veremos una recuperación sostenida a mediados de 2009”