Tras el desplome sufrido ayer por las acciones de Indra, hoy el valor se enfrenta a un complicado panorama: caer a mínimos de 2015 ó intentar salvar los muebles, aunque ello suponga seguir en el canal bajista.
 
Indra cerró ayer a la cola del Ibex 35 con un descenso del 4,47%. Esta caída le ha llevado a descender hasta los 8,32 euros, nivel que coincide con la parte baja del canal bajista en el que se mueve desde noviembre. Además, también se frenó antes de cerrar el hueco que tiene abierto desde enero del año pasado entre los 8,32 y 7,83 euros. Si fuera a cerrar este hueco, Indra quedaría desprotegida hasta los mínimos de 2015, marcados en los 7,81 euros.
 
En cambio, si Indra no perfora el canal bajista en el que se mueve y rebota dentro de él (tiene un RSI en nivel de sobreventa), la clave está en que supere los 9 euros, parte alta del canal y primer retroceso de Fibonacci de todo el movimiento entre los mínimos y los máximos de 2015.

indra

 
Además, Indra es una de las acciones del Ibex 35 más acosada por los bajistas, que han aumentado su peso en el capital de la tecnológica hasta alcanzar el 10,63% en las últimas semanas. Dentro de estos inversores especuladores destaca Marshall Wace, que ha elevado su posición bajista desde el 1,12% hasta el 1,20% y se consolida como el mayor corto en el valor:

bajistas en indra

 
Según nuestros indicadores técnicos Premium, la tendencia de Indra es claramente bajista en el medio y largo plazo, con el precio cotizando por debajo de la media de 40 sesiones (9,36 euros) y de la de 200 (9,88 euros). A su favor tan sólo tiene el creciente volumen que entra en el título en el largo plazo. 

indra