El Ibex 35 vivió una sesión de rebote y aunque se quedó en las puertas de los 12.900 puntos –alcanzó los 12.885- se vistió de verde para ganar un 0,46%. En opinión de Javier Galán, Gestor de Fondos de Renta 4, se vivió “una sesión que ha sido bastante zig-zagueante, con volatilidad” pero “hemos acabo subiendo ligeramente y con un final de sesión marcado por la recogida de beneficios” porque “en Wall Street a mitad de sesión están en terreno negativo”. “Lo positivo ha sido –explica el experto- que el petróleo nos da una tregua y ha habido entrada de dinero por esa caída del crudo”.
Galán también fija su atención en “los resultados de Goldman Sachs que es el que mejor ha gestionado la crisis financiera en EEUU” y es que “su beneficio ha caído un 10% pero el resto de entidades están con pérdidas y haciendo ampliación de capital, cosa que Goldman no ha hecho”. También recuerda el analista que “el lado macroeconómico no nos ha dado buenas noticias, precios de producción presionando al alza por ese petróleo y esas materias primas que aumentan a la inflación”. Este martes el sector financiero se subió al carro de las ganancias, “mejor en Europa porque la banca de inversión esta mejor representada en el resto del continente que en España”. “Aquí bancos como BBVA o Santander tienen más presencia en banca comercial que de inversión”, si bien –matiza el gestor- “han rebotado desde niveles casi mínimos y todos muy pendientes de los resultados del sector en EEUU”. “Hoy ha sido Goldman, mañana Morgan Stanley y esos números darán la clave para el sector en las próximas semanas”. En la renta variable española uno de los valores con luz propia fue Banco Popular, entorno al que siguen surgiendo rumores. Para Galán “el precio que barajan los medios nos parece excesivo, esos 14,50 euros nos parece mucho a la hora de valorar un sector presionado por el “boom” inmobiliario y la refinanciación que habrá de hacer de aquí a unos meses”. Explica el analista que “dábamos poca credibilidad a una OPA por el 100%” y es que “tiene una distribución accionarial que hace complicada una OPA hostil”. “Puede haber un movimiento que finalmente no afectará al minorista, lo que pasó un poco con Bankinter –resume el gestor- recomendaríamos no entrar en estos movimientos especulativos sino mirar más inversiones a largo plazo no en vorágines especulativas complicadas de gestionar”. Si hablamos de rumores y de noticias en prensa, Iberdrola es otro de los valores para comentar. Según Javier Galán, “ya ha corregido prácticamente la prima que tuvo a comienzos de año con ese supuesto interés de EDF sobre ella” y “ahora, por debajo de 9 euros nos parece una compañía a múltiplos más atractivos, con buen potencial de crecimiento en sus beneficios” y “creemos que acercamientos a niveles de 8 euros sí son momentos para tomar posiciones con vistas a una compañía que tiene mucho crecimiento y que podría tener algún movimiento corporativo favorecedor”. El experto apunta que “el problema es que el mercado se anticipa a los movimientos, a comienzos de enero no sabíamos el porqué de las caídas y el motivo claro fue la recesión en EEUU que parecía inminente”, después “los mercados rebotaron con fuerza tras ese salvamento de Bear Stearns y porque la economía se desaceleraba con virulencia pero no parecía tener crecimientos negativos”. “Ahora mismo el mercado –continúa el analista- cotiza con correcciones por ese petróleo en máximos, la inflación repuntando con fuerza y los bancos fijándose en la inflación”. “Todo hace que el mercado se ponga en lo peor, crecimiento estancado o recesión en España a mediados de este año con una inflación por encima de los niveles objetivos de los bancos centrales”. Ante este panorama, “nosotros no creemos que la inflación será un problema a partir de finales de este año, sí creemos que hay desaceleración y se repetirá en el tiempo pero los precios tienen que reducirse y por tanto también la presión inflacionista” lo que hará que “se evite una subida de tipos que ahora ya espera el mercado, concretamente de 75 puntos básicos antes de este año en EEUU que nos parece improbable”. Las recomendaciones de Galán para una cartera a medio o largo plazo, pasan por los pesos pesados del selectivo. “Ahora mismo lo que es la renta variable está dando oportunidades de ir haciendo una cartera de medio plazo, con valores sólidos de ingresos recurrentes, como Santander BBVA o Telefónica con rentabilidad de dividendos por encima del 6% y con crecimientos de beneficio por encima del 10% en dos o tres años”. Es cierto, matiza Galán, que “la volatilidad seguirá en el mercado pero para hacerse una cartera de este tipo de compañías de primera fila hay que mirarla ya porque son valores que nos pueden dar muchas alegrías de aquí a un año o dos años”.