Hay que ser muy prudentes con los resultados empresariales “por el nivel de cotización que han alcanzado algunas de las compañías”, advierte Pablo García, responsable de ODDO en España. Es cierto que hay mejoras operativas – incluso las previas son mejores- “pero no lo suficiente para equiparar los ratios”. El tema de Alcoa, reconoce, es un pequeño dato negativo.

En Europa se habla mucho de las declaraciones del Consejero delegado de EADS advirtiendo de que la crisis todavía no ha acabado. Este experto considera que “las aerolíneas están teniendo claras dificultades porque la demanda de vuelos es menor y los fabricantes de aviones lo pasarán mal”. Todo son ajustes, previsiones y “en nuestro caso es una previsión negativa hasta que la demanda no se incremente”. No hay visibilidad en el sector y “hasta que no veamos que las cifras empiezan a mejorar, seguimos estando negativos en la compañía”.

Dentro del sector minorista de Reino Unido, Tesco ha anunciado que sus ventas comparables crecieron a mayor ritmo de los tres últimos años. Y es que “siempre ha sido una compañía excelentemente gestionada y de ahí que las recomendaciones de los analistas han sido positivas”. Incluso se ha visto que las cifras no están siendo tan malas dentro del sector, sigue cotizando con una prima muy importante que es lo que nos da algo de temor para estar largos en el valor.

Incrementar exposición a renta variable, es la recomendación de este experto, ya que “la visibilidad de mejora en Francia o Alemania es bastante obvia”. ¿Sus apuestas? Buscar valores del sector petróleo, “nos da tranquilidad tener a BP o a Total en cartera” o incluso una recomendación como Alstom de carácter más agresivo aprovechando los recortes. “Creo que este año será mucho más normalizado pero habrá muchas emisiones de los gobiernos y con tipos a la baja y mejora de expectactivas la renta variable es un caldo de cultivo óptimo para tomar posiciones”, concluye.