Los mercados están más tranquilos pero los fundamentales siguen siendo de incertidumbre y lo normal “es que si no se resuelven los problemas, los mercados vuelvan a caer”, reconoce José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney.
Este experto reconoce que el principal foco de tensión sigue siendo Grecia, aunque hay una período de inpass hasta las elecciones y ahora todos los focos están apuntando a España. Respecto a Bankia “hablamos de nacionalizar un 30% de PIB y todavía no hemos dado un plan claro de cómo se recapitalizará, si habrá apoyo de los fondos europeos, con deuda pública, segundas garantías…esto no ayuda a que los inversores disipen sus dudas y sus temores”.

Díez admite que el Eurostat no computa esto como deuda pública. “Bankia tiene el doble de exposición al sector promotor que el resto del sector bancario por lo que lo más lógico es sacar las manzanas podridas del sector para comer poder comer el resto. Porque incluir a todo el sector en las mismas pruebas que las entidades dañadas, es un error”
Respecto a las ventas minoritas, el economista jefe de Intermoney reconoce que “hay un efecto de semana santa, en el mes anterior se queda en torno al 6.5%, me temo que los datos de mayo serán significativamente peores”. No tenemos indicadores buenos salvo la confianzas del consumidor, esta situación de tensión paraliza las decisiones de compra de inversor.