A media sesión son los números verdes los que se hacen hueco después de una apertura protagonizada por los descensos. La volatilidad se abre paso en un día en el que “el mercado sigue estando dominado por la deuda soberana”, como asegura Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes.
Pero ¿está justificada la desconfianza en los mercados? Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes, reconoce que hay parte de alarmismo pero “nadie puede negar que la situación no es buena”. “La diferencia fundamental de los datos que presenta España respecto a otros es el paro, puesto que las cifras de déficit público y PIB son datos comparables a otros como Reino Unido”, señala. Pero el paro -continúa- “condiciona de forma extrema la economía, el consumo, etc, y puede hacer que la situación en nuestro país no mejore cuando empiecen a hacerlo otros”.

No obstante, este analista no cree que haya tanto especulador atacando nuestro país como se comenta pese a que “está claro que el rey del mercado es el diferencial sobre la deuda soberana”.

Con fuerza se mantienen los bancos y entre ellos destacan los dos grandes, BBVA y Banco Santander. De Blas asegura que se trata de las compañías que “más van a subir y las que más van a bajar”. “Son las entidades las más sensibles a los movimientos que pueda haber en los mercados, aunque hay que diferenciar entre los dos grandes bancos que pesan muchos y mientras que el resto su peso es mucho menor”.

Recomendaciones

Para aquellos que quieran riesgo, Jesús de Blas reconoce que “en los bancos tendrán la volatilidad asegurada”. No obstante, como refugio, “volvería la vista hacia sectores como la tecnología, petroleras, utilities porque no está claro que el escenario mejor en el corto plazo”.