Commerzbank se dispara más de un 14% tras aliviar al mercado con sus cuentas de 2015. El banco alemán aplica bálsamo sobre el sector y sobre los ánimos de los inversores, aunque su tendencia continúa siendo bajista en el medio y largo plazo.
 
Commerzbank se convierte hoy en el mejor valor de todo el mercado europeo al subir un 14%. La entidad germana recibe a los inversores con los brazos abiertos después de publicar unas cuentas que no han defraudado al mercado. En concreto, la entidad cerró el cuarto trimestre de 2015 con beneficio neto  de 187 millones de euros, frente a las pérdidas de 280 del año anterior. Además, en el cómputo anual se anota un beneficio superior a los 1.000 millones de euros y las ventas suben a 2.300 millones desde los 1.800 del mismo período del año pasado. Mientras, las provisiones para malos préstamos bajan por el buen desempeño de la economía alemana.
 
Commerzbank había recibido el revés de los inversores en las pasadas sesiones por el contagio de Deutsche Bank, por ello, la recuperación de hoy no le lleva a superar niveles de resistencia clave, aunque sí a romper la directriz bajista que había acelerado el ritmo de sus caídas desde comienzos de año. Sin embargo, sigue sumido en un canal bajista mayor con origen en marzo del año pasado y cuya parte alta pasa por los 9,50 euros. De hecho, ayer cerró a un paso de los mínimos históricos en 5,50 euros. Se salvó de la quema a última hora y, si el rebote se fortalece, podría evitar caer a los infiernos nuevamente. 


 
Como corroboran los indicadores técnicos Premium, Commerzbank es un banco claramente bajista en el medio y largo plazo, pues las medias están cruzadas a la baja y cotiza un 14% por debajo de la media de 40 sesiones y un 43% por debajo de la de 200.