El Ibex35 arranca la semana en negativo. Una penalización del 0.89% que le llevó hasta los 9982 puntos. Una caída que tuvo a ArcelorMittal y a OHL como principales lastres, seguidos de los grandes bancos. En una jornada en la que la prima de riesgo siguió su descenso, hasta los 155 puntos básicos.

El selectivo de la bolsa española cerró la sesión con una penalización del 0.9% que le llevó hasta los 9982 puntos. Una caída que, a juicio de los expertos, no enturbia la tendencia alcista de largo plazo. De hecho, la prima de riesgo siguió “apoyando” la tendencia del selectivo español. Cerró en los 155 puntos básicos.

Un descenso del que no se aprovecharon los bancos. De hecho, escalaron a la parte más alta de la tabla en los números rojos. Eso sí, con el permiso de ArcelorMittal que perdió más de un 3% y cerró en los 12.0900 euros por acción. Una caída que llegó un día después de publicar sus resultados y que deja una resistencia muye fuerte en 13.50 euros, zona de techo de 2013 y que no tiene pinta de que vaya a superar este nuevo ejercicio”, reconoce Roberto Moro, de Apta Negocios.

Sin embargo, fue la caída de los dos grandes bancos la que más sorprendió. De hecho, BBVA corrigió posiciones y, al ritmo del 1.8%, marcó en los 8.8820 euros su último precio. Según Antonio Castelo, especialista de mercados de Interdin “me quedaría con el nivel de los 8.60 euros a corto-medio plazo si vemos una corrección en el mercado. Si por el contrario, el mercado continúa con esta fortaleza y el valor consolida niveles a precios de cierre por encima de los 9.50 euros, podemos pensar en entrar para buscar un objetivo al alza hasta los 10.40 euros”. (Ver: Encuentro digital)

Y el mismo dibujo para Santander. La entidad cántabra se dejó un 1.6% y marcó en los 6.4430 euros su último precio. Dice Castelo que “si vemos correcciones, entendemos que el primer soporte más relevante lo tenemos en los 6.37 euros. Por arriba, si vemos cierres por encima de los 6.85 euros, podríamos asistir a nuevos tramos al alza que le lleven hasta la zona de 8 euros”.

Entre los primeros puestos en las caídas también se colaron OHL – que descontó algo más de un 2% de su cotización – y las acciones de BME e IAG, con descuentos superiores al punto porcentual. Mañana arrancarán la sesión desde los 29.1800 euros y los 5.0940 euros, respectivamente.

Curiosamente, hoy el rebote llegó de la mano de Sacyr. La compañía, que todavía está pendiente del conflicto con Panamá, logró cerrar la sesión con una revalorización de más del 2.6% que le llevó hasta los 3.7750 euros. Un camino del que también se aprovecharon las acciones de Banco Popular y Jazztel, con revalorizaciones de más de un punto porcentual. Los títulos de la entidad cerraron en los 5.3760 euros en tanto que la operadora arrancará mañana desde los 9.3840 euros. Los títulos de Acciona se alzaron algo más de un 0.85% el día que se publica que la constructora podría haber puesto a la venta la gestora de fondos Bestinver, según El Confidencial.

Y ¿qué hicieron el resto de pesos pesados? También números rojos. Telefónica se dejó un 1.18% y cerró en los 11.28 euros. Las acciones de Inditex sufrieron caídas de más de un 1.3% en tanto que Repsol se dejó algo más de medio punto porcentual en su cotización, con lo que mañana comenzará la sesión desde los 17.57 euros por acción.