La incertidumbre sobre todo lo que podría pasar en los mercados en los próximos meses se extiende, pero de forma lenta y cautelosa, aunque sin ningún atisbo de pánico. La agencia Bloomberg acaba de publicar una historia en la que en cinco gráficos desvela por qué los inversores deberían estar preocupados.
 
1- Aumento sin precedentes de la incertidumbre: El número de historias que contienen la palabra “incertidumbre” ha alcanzado un récord histórico, según ha calculado la agencia. 

gráfico 1

 
2- Wall Street frente a Washington: explican en el artículo que el índice de volatilidad VIX ha estado muy calmado en los últimos meses y que eso es algo poco usual. Sin embargo, explican que a pesar de la aparente calma desde el lado financiero, el lado de la política está más revuelto, a tenor del aumento que se ha producido de críticas a todo lo que está ocurriendo. Según Bloomberg, la diferencia entre el VIX y el Global Economic Policy Uncertainty Index  (Índice de incertidumbre política global) está en máximos históricos.

Gráfico 2


3- El precio de comprar protección: Una de las teorías que podrían explicar por qué no vemos aumentos de la volatilidad –dicen – es que las distintas compañías se están moviendo en muy diferentes direcciones tras la presidencia de Trump. Esto habría eliminado las correlaciones y con ello la volatilidad.

Aconsejan a aquellos que quieran medir el nerviosismo de la bolsa mirar al CBOE Skew Index, que mide el precio de comprar protección contra movimientos dramáticos en el S&P 500. Y en este sentido estamos viendo más preocupación.

Gráfico 3


4: El dinero que va hacia el oro:  en su papel como activo refugio, vemos cómo ha aumentado los flujos de dinero que se dirigen hacia ETFs que siguen el movimiento del metal precioso. De nuevo, dicen en Bloomberg, esos flujos no se han reflejado en el VIX. Es más, entre el índice de la volatilidad y el dinero que va a oro muestra un diferencial más elevado cada vez.

Destacan en la agencia una cita de uno de los estrategas de crédito de Bank of America que explica que “mientras que tanto las acciones como los bonos han experimentado un rally este año vemos una calma muy incongruente en los mercados hasta el momento”.  El experto señala que mientras que la volatilidad sigue muy cerca de sus mínimos, el dinero que va al oro desde principios de año ha subido en Europa este año.

gráfico 4


5- ¿Qué hay que vigilar? Algunos expertos recomiendan vigilar momentos en los que se combina el aumento de las rentabilidades  de los bonos y de los precios del oro para buscar señales de volatilidad. 
Alerta de que varias crisis bursátiles se han producido tras tres trimestres consecutivos de alzas en los bonos y precios del oro:

-1973-1974: crash de los bonos
-1987: Black Monday


Desde la elección de Donald Trump en noviembre, la rentabilidad del bono americano ha subido desde el 1,77% hasta el 2,44%, mientras que el oro ha cotizado en un rango lateral.

Gráfico 5


QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Pesimismo extremo en los bonos de EEUU y el S&P 500”