Actualmente en toda España hay unas 24.000 agencias de compra-venta de pisos usados, cuando hace menos de un año había 30.000. Esta cifra supone un descenso del 20% en el número de agencias inmobiliarias abiertas. Concretamente, en Catalunya se han cerrado alrededor de 1.000 agencias en los últimos diez meses. "Desde el mes de septiembre pasado, un 20% de las agencias inmobiliarias en Catalunya ha tenido que cerrar su puertas", apunta el API. Por otra parte, el anuario de estadística registral inmobiliaria del Colegio de Registradores ha publicado que las compras y ventas de viviendas cayeron un 7,23% en 2006 en relación al ejercicio precedente, y afectaron a un total de 916.103 pisos. En el caso de la vivienda nueva el descenso de las compras y ventas fue del 10,11%, hasta las 389.594 unidades, mientras que las transacciones de pisos usados cayeron un 4,97% y sumaron 526.509 unidades. Además, el informe señala que durante 2006 el 8,97% del total de operaciones de compra y venta de vivienda en nuestro país fueron realizadas por ciudadanos extranjeros.