El experto ha repasado en la CNBC todos los temas de actualidad de estos momentos. Entre otras cosas, ha asegurado que los mercados se encuentran en una situación delicada.
La bolsa estadounidense se encuentra en un proceso en el que necesita catalizadores como el comer. Factores en los que sustentarse para volver a seguir con las subidas que hasta ahora ha ido conquistando. Una prueba es cómo en los últimos meses ha subido al rebufo de la consolidación de las noticias positivas descontando las menos buenas.

Es momento de tener cautela. Esa es una de las conclusiones que ha sacado en claro en el programa del medio norteamericano, Closing Bell, el veterano trader Art Cashin. Bajo su punto de vista, con la volatilidad a la que estamos asistiendo en estas jornadas, “vemos unos síntomas técnicos poco positivos”.

"Hay que prestar atención a las reversiones del mercado", ha asegurado el analista de UBS en relación a las operaciones que se están produciendo en el parqué neoyorkino. El promedio industrial Dow Jones se recuperó casi 300 puntos, algo que Cashin ha explicado que se debe en parte a las reacciones positivas con Alcoa y por la posibilidad de que se termine aprobando un QE en la zona Euro.

Situación intradía del S&P 500
Situación intradía S&P 500


La preocupación por la reticencia alemana hacia la política monetaria europea y el fallo para determinar la legalidad del QE por parte del Banco Central Europeo “hace que los mercados sigan bajo la sombra de la duda”, ha afirmado Cashin.

Cashin ha expresado que es el momento de mantener un ojo fijo en “la evolución del petróleo” y la situación “de la Unión Europea”, porque serán los dos factores que más van a influir en las bolsas de todo el mundo en el corto plazo después del gran rally que han vivido hasta el momento.

"¿Dijeron que este fue el año de la volatilidad? Este es un año para mantenerse el cinturón de seguridad abrochado”, ha concluido aseverando Cashin, dando a entender que nos adentramos en un ejercicio que se antojará convulso para los inversores.