Caja Madrid ha lanzado al mercado un nuevo depósito para "premiar" la fidelidad de sus clientes, que tiene como rentabilidad anual un 3,25% TAE tanto para el dinero nuevo como para la renovación de saldo ya existente, con el que la entidad espera alcanzar 1.000 millones de euros en recursos captados.
La entidad que preside Miguel Blesa explicó hoy que este producto es "rentable y atractivo", ya que "ofrece la mayor remuneración del mercado a un año", con liquidación trimestral de intereses, liquidez sin comisiones y "sencillas" condiciones de vinculación.

El depósito podrá contratarse durante noviembre, sin límite mínimo de imposición, y la entidad espera alcanzar un objetivo de 1.000 millones de euros en recursos captados. Caja Madrid tiene, en la actualidad, una cuota de mercado en recursos de clientes del 7,34%, tras ganar 0,72 puntos en los últimos dos años.

Para obtener esta rentabilidad es necesario establecer un grado de vinculación de forma trimestral, de tal manera que durante el primer trimestre el cliente deberá haber utilizado, al menos una vez, una tarjeta de crédito o débito; en el segundo trimestre haber domiciliado la nómina o pensión; en el tercero haber pagado al menos nueve recibos en Caja Madrid y, por último, en el cuarto trimestre debe unirse a las demás condiciones la contratación de un seguro de riesgo o un plan de pensiones.