CaixaBank, entidad presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, obtuvo en 2016 un beneficio atribuido de 1.047 millones de euros, lo que supone un aumento del 28,6% con respecto 2015. Con este resultado, CaixaBank supera los 1.000 millones de beneficio por primera vez desde el ejercicio 2011.
 
El resultado antes de impuestos alcanza los 1.538 millones, lo que supone un crecimiento del 141% en comparación a 2015 y el resultado del negocio bancario y asegurador asciende a 1.979 millones de euros, con una rentabilidad (ROTE) del 10,8%.

El resultado obtenido se apoya en la evolución de los ingresos y los gastos recurrentes, que permite que el margen bruto se mantenga estable en 7.827 millones y el margen de explotación alcance los 3.711 millones (+15,3%), el menor impacto de los gastos extraordinarios respecto a 2015 (-77,7%) y la reducción de las pérdidas por deterioro de activos financieros y otras provisiones (-57,5%). Algunos de los aspectos destacados de la cuenta de resultados del ejercicio 2016 son los siguientes:

Resultados Caixabank


El margen de intereses alcanza los 4.157 millones de euros (-4,5%) y los ingresos por comisiones se sitúan en los 2.090 millones (-1,2%). En la comparativa trimestral, ambos conceptos confirman la mejora apuntada a partir del segundo trimestre de 2016: el margen de intereses aumenta un 3,5% respecto al trimestre anterior como consecuencia, entre otros, del descenso del coste de los depósitos retail, y los ingresos por comisiones se incrementan un 1,6% en el trimestre debido, principalmente, a la mayor comercialización de fondos de inversión y seguros no vida.

Los gastos se reducen un 1,7%, tras el continuo esfuerzo de racionalización y contención de costes, la captura de sinergias tras la integración de Barclays Bank, SAU y ahorros derivados de las prejubilaciones y los acuerdos laborales para la optimización de la plantilla.  En el año se han registrado 121 millones de costes extraordinarios asociados al acuerdo laboral alcanzado el pasado 29 de julio. En 2015, los costes extraordinarios alcanzaron los 543 millones por la integración de Barclays Bank, SAU y el acuerdo laboral.

Esta evolución de los ingresos y costes permite que la ratio de eficiencia mejore 6,3 puntos porcentuales en el año y se sitúe en el 52,6% y, sin costes extraordinarios, en el 51,0%.

Las ganancias/pérdidas por activos y pasivos financieros y otros se sitúan en 848 millones (-1,7%), e incluyen la plusvalía bruta de 165 millones de la operación de Visa Europe Ltd.

Los ingresos de la cartera de participadas se sitúan en los 828 millones de euros (+43,3%) impactados, entre otros, por los mayores ingresos de Repsol y la menor contribución de The Bank of East Asia e Inbursa, tras el acuerdo de permuta con CriteriaCaixa.

El gasto por Impuesto sobre Sociedades, incluye, en el cuarto trimestre de 2016, el registro de 149 millones de euros derivado de las modificaciones introducidas por la reforma fiscal aprobada por el Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre.