El mercado llega siguiendo la fase correctiva que hemos iniciado. Parece que los índices pierden cierto momentum, lo que juega en contra de la bolsa a corto plazo. Habrá que estar atentos a ver como el mercado se toma el discurso de la Fed de ayer.
 
Las cuentas de Caixabank no son muy diferentes de lo que esperaba el mercado. Pero lo que sí ha hecho es reducir provisiones a corto plazo y eso sí que puede ser negativo, aunque es cierto que el consenso de mercado está muy por debajo de lo que esperaba Caixabank. Probablemente entonces lo peor para la entidad bancaria ya esté descontado.

Declaraciones a Radio Intereconomía