Bolsas europeas

Las bolsas europeas y estadounidenses comienzan la última semana del año 2021, semana que estará muy condicionada por el calendario festivo de los distintos mercados. Así, y, para empezar la misma, la bolsa de Londres y la de Dublín permanecerán cerradas tanto hoy como mañana, mientras que el viernes abrirán sólo media jornada al igual que lo harán las principales bolsas integradas en Euronext: la francesa, la de los Países Bajos y la portuguesa.

El IBEX 35 empieza el día con un recorte del 0,53% en los 8.513 puntos, lastrado por Amadeus, que se deja un 1,30% en los 57,82 euros, Melia Hotels cae un 1,05% en los 5,87 euros y Aena se deja un 1,02% en los 135,45 euros. Las cancelaciones de vuelos a causa de ómicron castigan a los valores turísticos. En positivo, solo cuatro valores en la apertura: Grifols A, Almirall, Red Eléctrica y Cellnex, con subidas que no llegan al 0,10%. 

Con todas estas referencias de fondo y sin perder de vista la nueva variante, Europa abre en negativo. El DAX se deja un 0,17% en los 15.729 puntos, el CAC 40 cede un 0,20% hasta los 7.072 y la bolsa italiana se deja un 0,06%. La media europea, el EURO STOXX 50, cae un 0,46% en los 4.245 puntos. 

Los inversores seguirán muy pendientes de la evolución de la pandemia. En este sentido, destacar que la aparición de la variante Ómicron del coronavirus parece que, finalmente, no va a impactar tan negativamente en la actividad económica global como se pensaba en un principio que podría suceder. No obstante, en el corto plazo las medidas restrictivas que están implementando algunos gobiernos europeos y asiáticos para luchar contra la propagación del virus -en general, todos han intentado evitar medidas radicales como los confinamientos implantados en el pasado reciente- sí que ralentizará el ritmo de la recuperación, siendo también posible que tengan un impacto negativo en las ya de por sí tensionadas cadenas de suministros y, por ello, en la inflación, apuntan los analistas de Link Securities.

Este lunes habrá que estar pendientes de lo que decide hacer el Gobierno del Reino Unido, que todo apunta a que optará por “aconsejar” a los ciudadanos más que por “imponer” nuevas restricciones. Cabe recordar que la variante Ómicron, si bien es extremadamente contagiosa, provoca síntomas mucho más leves, lo que genera muchas menos hospitalizaciones y muertes, algo a lo que también ayuda el elevado nivel de vacunación alcanzado en muchos países.

No obstante, las autoridades siguen muy pendientes de la potencial saturación de sus sistemas sanitarios dado el elevado número de “positivos”, que no enfermos, que se están produciendo. En ese sentido, señalar que ya hay autoridades médicas que están empezando a abogar por “dejar de contar positivos” dada la benignidad de esta variante, y centrarse por completo en los niveles de hospitalizaciones como ratio de referencia a la hora de confrontar la pandemia. 

Todo lo señalado ha permitido que en las últimas sesiones de la semana pasada el sentimiento de los mercados de valores mundiales haya cambiado radicalmente, desde el fuerte pesimismo que se respiraba hace sólo un par de semanas. Todo apunta a que los inversores han optado por mirar más allá del corto plazo, descontando de esta manera que el crecimiento de las principales economías mundiales volverá a acelerarse en un par de meses, una vez superada la actual ola de la pandemia. De seguir ésta la misma tendencia que en Sudáfrica, país donde ya está dando claros síntomas de remitir, una vez pasadas las Fiestas de Navidad, lo más factible es que la curva de casos comience a aplanarse y en unas semanas a girarse a la baja. 

No obstante, y dadas “las especiales características de calendario” de esta semana, es muy complicado saber cómo van a reaccionar las bolsas en los próximos días. Los analistas esperan que los principales índices de las bolsas europeas que están abiertas comiencen la sesión entre planos y/o ligeramente a la baja, pero sin una clara dirección, en un ambiente de muy escasa actividad. A falta de otras referencias de calado, los inversores se mantendrán muy atentos al comportamiento de los futuros de los principales índices estadounidenses. 

El pasado jueves, el DOW JONES Ind Average terminó el día con una subida del 0,55% en los 35.950,56 puntos y el NASDAQ 100 subió un 0,79% hasta las 16.308,21 unidades. Alzas récord para el S&P 500, que repuntó un 0,62% para alcanzar los 4.725,78 puntos.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Otros mercados

En China, los beneficios industriales aumentaron un 38% (interanual) en noviembre, frente al 42% de octubre, pero muy por encima del 34% previsto. La incertidumbre en el sector inmobiliario siguió siendo un lastre en unos datos que, por lo demás, son en general sólidos. En este sentido, el PBOC dijo el sábado que salvaguardaría los derechos legales de los compradores de viviendas y proporcionaría un mayor apoyo a la economía real.

El estímulo selectivo es un tema en los últimos tiempos por parte de China, a diferencia de las anteriores estrategias de estímulo. Reuters también informó de que Evergrande había avanzado en la reanudación de la construcción de viviendas y que su presidente dijo que entregaría 39.000 unidades en diciembre. "Sin embargo, este lote de noticias positivas está siendo contrarrestado por el aumento de los casos de ómicron en China, lo que deja a los mercados en una situación de espera", apunta Jeffrey Halley, analista de mercado sénior, Asia-Pacífico, OANDA.

El Nikkei cede un 0,37% en los 28.676 puntos, el Compuesto de Shanghai se deja un 0,06% en los 3.615 y el SZSE Component cede un 0,07% en los 14.701 puntos. En cambio subidas para el Hang Seng, del 0,13%. También en rojo el Kospi de Seul, que se deja un 0,43%. 

En Estados Unidos, cientos de vuelos han sido cancelados durante el fin de semana debido a la escasez de personal, ya que los empleados de las aerolíneas se han visto obligados a aislarse debido a la infección por el virus Covid-19, especialmente el omicron.

Un menor número de viajes, que equivale a una menor actividad económica en EE.UU., equivale a una disminución del WTI, la referencia del petróleo estadounidense. Sin embargo, el impulso es débil, y dudo que cualquiera de las dos historias tenga un impacto duradero en los precios del petróleo.

Los futuros del barril Brent ceden a esta hora un 0,22% en los 75,60 dólares y los del WTI se dejan un 1,21% en los 72,90 dólares el barril. 

En cuanto al euro, repunta un 0,07% en su relación con el dólar, hasta los 1,1325 EUR/USD

El Bitcoin resta un 0,14% en los 50.727,3 dólares. 

Agenda

Este lunes la principal referencia del día en Europa se publicará en Francia y se trata del dato de desempleo. En Reino Unido el mercado permanece cerrado por festivo y en EEUU el dato a seguir será el índice de negocios Mfg de la Fed de Dallas de diciembre.