La Comisión Europea ha insistido en que Irlanda no ha solicitado la asistencia financiera de sus socios de la zona euro pese a que el servicio de su deuda alcanza costes cada vez más insostenibles.

La Comisión Europea insistió hoy en que Irlanda no ha solicitado la asistencia financiera de sus socios de la zona euro pese a que el servicio de su deuda alcanza costes cada vez más insostenibles.

El Ejecutivo comunitario también reiteró que la Unión Europea tiene los instrumentos necesarios en vigor para activarlos en caso de que esta ayuda fuera finalmente solicitada. A día de hoy, Irlanda no ha pedido ninguna asistencia financiera a Europa, aseguró el portavoz comunitario Olivier Bailly.