BMW obtiene un 8 por los indicadores de la Zona Premium. La empresa se encuentra en una clara tendencia alcista que mantendrá en el medio y largo plazo. Su comportamiento comparado con el DAX 30 es mejor que el que experimenta el índice alemán.


El único indicador que aparece como negativo es el volumen. Así, BMW presenta un volumen decreciente para medio y largo plazo.



Por lo demás, el momento total es positivo, tanto rápido como lento. El último dato positivo es una volatilidad decreciente para ambos horizontes temporales. La automovilística es un valor seguro del DAX.