“Hasta que en nuestro país no se tomen las medidas que nos impone el FMI, no habrá tranquilidad en los mercados”, reconoce Josep Prats, de Ahorro Corporación.
Medidas como la subida del IVA, la rebaja del sueldo a funcionarios o la revisión del sistema de pensiones.
Hasta que no llevemos a cabo estas medidas “que son las que nos imponen los que nos prestan el dinero, no habrá tranquilidad”. Este experto ha reconocido que  es necesario bajar la prima de riesgo porque nos estamos financiando a niveles insostenibles por lo que el único recurso es el BCE. Hay que tomar medidas rápido.

Respecto al sector financiero, las necesidades que se cifran están entre los 40.000 y los 100.000 millones. Es una cifra “pactada de posibles pérdidas futuras, es una especia de previsión y posibles provisiones necesarias en el futuro .No habrá grandes sorpresas y diría que el mercado no tendría que reaccionar en ninguno de los dos sentidos porque son cifras que ya se conocen”.


Banco Santander. A pesar de la subida, por debajo de 5 euros sigue estando bajo. Es un banco cuyo riesgo en España es limitado. Está cotizando muy por debajo de su valor en libros aunque es bueno saber que, a pesar de la mala prensa de España, tienen una cotización más alta respecto a su valor en libros que el resto de bancos de la Eurozona. Cotizan a 0.6 mientras que Deutsche Bank cotiza a 0.4 y franceses por debajo de 0.2. Han caído mucho pero menos que los europeos y tienen que ser beneficiarios de un repunte muy importante cuando se tomen las medidas en nuestro país. En otros bancos más pequeños, tienen un potencial de subida mucho más alto pero tienen más riesgo de ampliación de capital con el préstamo.

Repsol. Puede internacionalizarse más y creo que el castigo que ha sufrido, a pesar de que sus resultados serán duros por el mal momento de la economía española, ha sido excesivo por lo que se podría entrar en Repsol sabiendo que pasaremos un tiempo relativamente prolongado con resultados bajos pero la cotización es tan baja que merece la pena.

Mapfre. Está en una situación complicada en el corto plazo desde el punto de vista de mercado. Los resultados serán buenos pero está muy afectada por el tema de Bankia. Es prematuro entrar en el valor a corto plazo hasta que no sepamos cómo quedará la situación de la entidad, ampliaciones que hará, dónde, a qué precios y ver cuáles son las diluciones que pueden comportar. Al final el mercado se dará cuenta de que la exposición de Mapfre a Bankia no es tan grande pero tenemos que ver cómo cotiza la entidad para apostar por una estrategia más decidida, concluye en Radio Intereconomia.