La sociedad de calificación Standard & Poor’s ha elevado el rating de las cédulas hipotecarias y territoriales de BBVA. Esta mejora de nota llega en un momento clave para el valor, que está luchando contra resistencias. 
 
Ayer BBVA recibía con los brazos abiertos la subida del rating de sus productos. Por un lado, S&P elevaba la calificación de las Cédulas Hipotecarias de A a A+, confirmando la perspectiva estable. Por otro lado, también subía el rating de sus Cédulas Territoriales de A- a A con perspectiva estable.

Además, pocos días antes había confirmado el rating a corto plazo de la entidad en A-2 y había elevado la calificación de su deuda subordinada y sus acciones preferentes.


Todas estas mejoras de calificación vienen a ser un espaldarazo para el valor, que justamente ahora está luchando contra la primera resistencia de Fibonacci marcada por los 8 euros. Ayer cerró por debajo tras confirmar en semanal sobre este nivel. Si no logra colocarse de nuevo sobre esta resistencia, corre el peligro de volver a los mínimos de septiembre en torno a 7,3 euros. En cambio, por encima de los 8 euros BBVA podría atacar los 8,3 euros.

bbva


Como podemos observar en nuestros indicadores técnicos Premium, la situación de BBVA está mejorando, con una volatilidad en disminución y con un volumen creciente en el largo plazo. Sin embargo, la tendencia a medio y largo plazo continúa siendo bajista, ya que la media de largo plazo -200 sesiones- sigue situada por encima del precio y de la media de 40 periodos. Esta situación revertiría con una cotización de BBVA por encima de 8,5 euros, por encima del 38,2% de retroceso de Fibonacci.

bbva indicadores