Clínica Baviera cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 6,1 millones de euros, lo que supone más que duplicar las ganancias obtenidas en el mismo periodo del 2015.
 
Los ingresos totales de Clínica Baviera hasta septiembre ascendieron a 67,1 millones de euros, un 10,4% más que en el mismo periodo del ejercicio 2015. Del total, 49,8 millones de euros (+9,8%) correspondieron a España y 17,3 millones de euros (+12%) al negocio internacional.
 
El Ebitda de la empresa especializada en oftalmología mejoró un 76,2% en el acumulado de los nueve primeros meses del año, mientras que la plantilla de la compañía clínica se situó a fecha de 30 de septiembre en 869 trabajadores.
 
 
Además, la compañía aprobó por unanimidad la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2016, por importe de 2.768.888,60 euros brutos, a la razón de 0,17 euros brutos por acción en circulación). Este importe se sumará al del dividendo extraordinario con cargo a reservas de libre disposición por importe de 5.049.149,80 euros brutos  a razón de 0,31 euros brutos por acción en circulación. El dividendo total ascendería a 7.818.038,40 euros brutos, a razón de 0,48 euros brutos por acción en circulación, en caso de ser el dividendo extraordinario aprobado por la Junta General Extraordinaria.  Baviera pagará esta retribución el 12 de diciembre.
 
Los resultados conocidos hoy han dado un espaldarazo a la cotización de Baviera que ya la semana pasada subió con fuerza al calor del anuncio del dividendo. En el intradía está superando la resistencia de los 8,50 euros, marcada por el retroceso de Fibonacci del 61,8% de todo el movimiento de caída entre los máximos de 2014 y los mínimos del año pasado. Además, el valor sigue inmerso en un canal alcista desde comienzos de año.

Ahora bien, la subida, superior al 14% que ha experimentado en tres sesiones consecutivas ha llevado al RSI a marcar niveles de sobrecompra (72 puntos), por lo que no sería de extrañar que experimentara algún retroceso para tomar aire, aunque no sería preocupante mientras se mantenga por encima de los 7 euros, 38,2% de Fibonacci y base del canal alcista.
 


Los indicadores técnicos Premium muestran que Baviera tiene tendencia alcista a medio y largo plazo, pero el volumen ha decrecido en el largo plazo, a la par que ha aumentado la volatilidad.



Le puede interesar: 
Entrevista a Meritxel Pérez, directora de Relaciones con los Inversores de Baviera