El experto de Inverseguros considera que la tranquilidad que se vive en los mercados pueden dar una sensación más bajista que alcista, pues el miedo de los inversores se centra en los tipos de interés, mercados de deuda tensionados y las incertidumbres en EEUU que “llevarán a una revisión de las valoraciones por un escenario más eficiente”. Para Roldán, la sensación de dirección del mercado es que” hay mucho trading y volatilidad en momentos puntuales”, algo que se demostró en la sesión de ayer. El experto de Inverseguros visualiza un “mercado cortoplacista, y no es bueno para una tendencia de largo plazo”. Sin embargo, en próximas semanas se abre el período de resultados del segundo trimestre, y “dará algo de visibilidad hacia donde vamos”, pero no es previsible un “repunte alcista en el corto plazo hasta los máximos del año”. Los movimientos que se suceden en el sector bancario europeo tienen su máximo reflejo en ABN Amro. La decisión de Holanda, por la que ABN no necesita consultar a sus accionistas sobre la venta de su filial estadounidense La Salle a Bank of América, “deja abierta la posibilidad a que Barclays vuelva a tener la oportunidad de compra sobre la holandesa” advierte Roldán, con lo que se retomará “el debate sobre posibles nuevos objetivos dejando abierta la puerta a nuevas especulaciones". La operación de compra que ha emprendido Iberdrola “no le aporta gran cosa porque apenas supone el 10% del tamaño de la eléctrica” asegura Roldán. Sin embargo considera que es una operación razonable por la que han pagado múltiplos “exigentes” pero que no supone un desembolso elevado pues “utilizarán los recursos existentes en la entidad”. Esta compra le permite consolidar su posición en EEUU como área geográfica